En Cali analizan si cuerpos encontrados pertenecen a periodistas ecuatorianos

Los cuatro cuerpos hallados por las autoridades colombianas en una zona selvática en el suroeste del país llegaron a la ciudad de Cali, en donde se les practicarán análisis forenses para determinar si corresponden al equipo periodístico ecuatoriano secuestrado y posteriormente asesinado por disidentes de las FARC este año.

Los ataúdes, envueltos en bolsas blancas, fueron transportados en un avión de la Policía Nacional que aterrizó esta mañana en el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, confirmaron fuentes oficiales citadas por EFE.

Posteriormente, las autoridades condujeron los cuerpos hacia la sede local del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses en donde se hará el proceso de identificación.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, informó el jueves del hallazgo de los cadáveres en Tumaco, localidad ubicada en el departamento de Nariño, en la frontera con Ecuador, y que “pueden corresponder a los cuerpos de los tres periodistas secuestrados y asesinados por alias ‘Guacho'”, líder de una de las disidencias de las FARC.

La policía halló un cuarto cadáver que también será identificado en Cali.

“El tiempo para la identificación de los cuerpos dependerá de la técnica que se utilice, del estado de los cadáveres, y puede variar entre las 24 horas si es con ADN o un poco más si se quieren hacer proyecciones o cultivos”, dijo a periodistas el secretario de Salud de Cali, Alexander Durán.

Según el funcionario, el equipo de expertos designado cuenta con “laboratorios de ADN, carta dental, antropometría y diseño” para hacer el proceso de inspección de los cuerpos “en el centro de mayor complejidad de Medicina Legal en el suroeste de Colombia”.

Sin embargo, Durán aclaró que el tiempo que tarde la identificación “depende de dónde estuvieron los cuerpos, la disposición de los mismos y si fueron afectados por animales”, por lo que la tarea puede tardar incluso “hasta tres días”.

Familiares del equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio viajaron esta mañana a Colombia para confirmar si los cadáveres corresponden a los del equipo de prensa que había viajado a la región limítrofe para reportar los episodios de violencia registrados.

Javier Ortega (periodista): Paúl Rivas (fotógrafo), y Efraín Segarra (conductor), fueron secuestrado el 26 de marzo en una zona rural de la parroquia de Mataje, cantón de San Lorenzo, en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia.

Poco después el grupo disidente autodenominado “Frente Oliver Sinisterra”, liderado por Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”, hizo llegar un vídeo donde ellos pedían ayuda del Gobierno de Ecuador.

El 13 de abril, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, confirmó la muerte de las tres personas a manos de ese grupo disidente de las FARC que no devolvió los cadáveres.

Fuente: El Telégrafo