Hermanos ecuatorianos completan el Ironman 70.3

Los hermanos Roberto y Gabriela Espinosa no conocen de barreras y por eso compitieron este fin de semana por segunda vez en el recorrido del Ironman 70.3 Ecuador, en medio del apoyo y admiración de cientos de competidores y aficionados.

Con el impulso que les da el imponerse retos para cumplir con sus metas, Roberto y Gaby, esta última discapacitada, completaron, como en 2017, las 70.3 millas (113 kilómetros) que comprendieron las tres pruebas (natación, atletismo y ciclismo) de la cuarta edición del Ironman 70.3, que se desarrolló en la ciudad portuaria de Manta (litoral).

Roberto, quien es el que lleva la responsabilidad de guiar a su ‘ñaña’ (hermana), comentó  cómo fue la preparación de ambos. “Estuvo dura, hay que entrenar todos los días, correr, nadar, montar bici bastante y cuidarse en la alimentación”, dijo el integrante del equipo al que denominaron ‘Fulacolite’, que terminó en la posición 1.005 entre 1.182 corredores, con un tiempo de 6 horas, 59 minutos y 37 segundos.

Añadió que también debe compaginar ese entrenamiento con su hermana. “Con ella debemos prepararnos y entrenarnos con los equipos para que pierda el susto, se acuerda cómo fue la primera experiencia e ir tranquilos en la carrera”, describió.

La competencia del Ironman consiste en recorrer 70,3 millas (113 kilómetros), divididos en 1,2 millas (1,9 kilómetros) de natación, seguido de 56 millas (90 kilómetros) de ciclismo y, finalmente, 13,1 millas (21,1 kilómetros) de atletismo.

Para esta edición lo más difícil que encontró Roberto fue cumplir con los 90 kilómetros de ciclismo, mientras que para Gaby fue “también la bici, porque fue algo nuevo”, dijo a la agencia de noticias.

La deportista de 28 años, quien tuvo el apoyo de la empresa privada como SaludSA en esta competencia, dijo que se sintió “mucho más tranquila este año porque sabía a lo que iba”.

Gaby contó que la práctica deportiva le da “salud, vitalidad y lo más lindo que es compartir con mi hermano una nueva experiencia”, dijo.

La segunda experiencia en el Ironman 70.3 Ecuador no fue la primera para estos hermanos en este tipo de deportes de aventura y extremos. “Con Gaby hemos hecho un montón de cosas como carreras de atletismo, nos hemos ido de paseo a la montaña, entonces eso nos motivó también a participar en esta competencia”, dijo Roberto.

Al paso de los competidores cientos de personas los aplaudían, impulsaban con gritos de aliento, les ayudaban a hidratarse y sobre todo sentían un orgullo por su perseverancia.

“Un saludo a todos los participantes del Ironman 70.3 que se desarrolló en Manta. En especial a Gabriela y Roberto Espinosa, dos hermanos maravillosos que demuestran que la discapacidad no es impedimento para alcanzar sueños. La única discapacidad es la del alma”, publicó el presidente Lenín Moreno al expresarles su admiración en Twitter.

Gabriela y Roberto seguirán compartiendo sus aficiones, pasiones, pero sobre todo su amor por el deporte y la vida.

Fuente: Agencia Andes