1.433 personas murieron en ocho meses por accidentes de tránsito

La cifra de muertos por accidentes de tránsito en los últimos ocho meses de este 2018 es de las más altas, que en igual período de los últimos cinco años. En total: 1.433 vidas perdidas de enero a agosto de este año sin contabilizar los 12.890 lesionados (1.719 solo en agosto).

Números escalofriantes, a las que van sumándose las este mes como el volcamiento del bus de la cooperativa Nambija que el martes 18 de septiembre dejó 12 muertos y 27 heridos graves, al precipitarse a un abismo.

Hasta el jueves 20 de septiembre, no se habían pronunciado sobre estos hechos ni el ministro de Transporte ni los directores de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) ni de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

Según la sala de prensa de la cartera de Transporte y Obras Públicas, el ministro, Boris Palacio,s está encargándose de la aplicación de las medidas con las que se intenta frenar los accidentes de tránsito que dejaron 219 muertos y 1.719 heridos el pasado mes de agosto, cuando en solo dos accidentes de buses se contabilizaron 37 fallecidos, en menos de una semana.

El nuevo director de la ANT, Álvaro Guzmán, posesionado el martes 18, mantuvo el jueves 20 una reunión con los directivos de la Agencia por un lado para conocerlos y por el otro para anunciarles las directrices sobre las que se trabajará en aras de reducir las muertes en las carreteras, que no ha logrado frenar con las tantas medidas anunciadas, tanto por ministros, anteriores directivos de las entidades encargadas de la rectoría y control del tránsito en el país.

A través de Twitter, la Comisión de Tránsito del Ecuador solo expuso ayer vídeos del apoyo de los ciudadanos y los conductores a los controles que realizan en las terminales terrestres, con el objetivo de reducir los siniestros de tránsito en las vías.

A diferencia de anteriores accidentes, en los que los vehículos no habían pasado la revisión, estaban fuera de sus rutas o no tenían los permisos, el bus de la cooperativa Nambija había cumplido con todo lo exigido para su circulación. La flota de esa cooperativa, según los dirigentes, había sido renovada casi por completo.

El conductor del bus accidentado, Roberto Silva Paltín (35 años), quien fue operado por un golpe en su pecho y una fractura en su pierna derecha, no registra infracciones de tránsito (tiene todos los puntos completos en su licencia) y tampoco había alcohol en su sangre.

¿Qué pasó?

Sobrevivientes del bus han dicho a los investigadores de la Oficina de Investigación de Accidentes de Tránsito (OIAT) que la causa del siniestro fue falla humana.

Hugo Ortega (47 años), pasajero que sufrió un raspón en la nariz y que logró escapar de la muerte, declaró que el accidente ocurrió por exceso de velocidad y porque el chofer intentó rebasar a un bus de la cooperativa Cariamanga.

En declaraciones a la prensa de El Oro, Ortega dijo que el velocímetro del bus marcó en unos tramos hasta 140 kilómetros por hora. “Los pasajeros le pedíamos que baje un poco la velocidad, pero no hacía caso”.

Los peritos de la OIAT continúan recabando toda la información necesaria para que las autoridades competentes determinen responsabilidades y, mientras tanto, la cooperativa continúa operando.

Desde Quito no ha habido ningún anuncio de suspensión de la cooperativa, por el accidente de uno de sus buses que cortó la vida de 12 personas, cuyos familiares lloran desconsoladamente su pérdida inesperada.

El Centro de Ciencias Forenses de Machala fue el escenario del dolor por la muerte. En los hospitales, la lucha es por la vida de los 27 heridos, la mayoría de ellos de gravedad.  Y es que la alarma de los accidentes de carretera son noticia mundial recogidas por cadenas internacionales como la CNN en español.

Fuente: El Expreso