1.146 hectáreas de páramo se quemaron en el cerro Atacazo

Los bomberos del cantón Mejía (Pichincha) sofocaron el jueves 4 de octubre un punto de reactivación del incendio forestal que empezó el sábado 29 de septiembre, en el cerro Atacazo.

El alcalde Ramiro Barros anunció que se establecerá un destacamento en la colina para evitar que se repita el suceso. Agregó que el siniestro quemó 1.146 hectáreas de páramo en Mejía y Quito.

La zona de páramo afectada por las llamas es el hogar de animales, como zorros, conejos, venados, y también de especies vegetales, como paja y musgo.
Texto y foto: El Telégrafo