Roger Waters “orgulloso” de la lucha de Ecuador contra Chevron

En su visita a Ecuador, para conocer más de cerca sobre la contaminación en la Amazonía como producto de la explotación petrolera en la zona, el cantante británico Roger Waters exhortó al cuidado del medioambiente.

Waters afirmó que no alcanzó a llegar al punto previsto debido a los obstáculos causados por “autoridades anónimas de círculos del gobierno”.

El 20 de noviembre, en rueda de prensa, se refirió a la disputa legal entre el país y la estadounidense Chevron. El artista pidió se haga justicia a favor de las personas perjudicadas en la Amazonía por los trabajos petroleros que se llevaron a cabo desde la década de los sesenta en la zona.

“Claramente, cuando finalmente el caso llegue a una conclusión y Chevron repare a las víctimas, supondrá todo un espaldarazo al cumplimiento de la ley”, expresó Waters.

La Justicia ecuatoriana dictó hace años que la estadounidense pagara a los afectados más de $ 9.000 millones en compensación por daños y perjuicios. A Chevron se le responsabiliza de ese desastre natural como heredera legal de Texaco, petrolera a cargo de la explotación en esos campos entre 1964 y 1990.

La estadounidense niega las acusaciones y responsabiliza del vasto derrame al gobierno ecuatoriano, al que dejó el yacimiento tras abandonar el país.

Waters aseguró que el testigo principal de Chevron reconoció que se preparó durante 53 días para declarar en la corte a favor de la empresa y que recibió por eso dos millones de dólares, “lo que significa que su testimonio fue totalmente falso”, aseveró.

El artista, defensor de diferentes causas planetarias, dijo que su motivación por defender esta y otras cuestiones surge de las enseñanzas de su padres.

“En algún punto de nuestras vidas tenemos que preguntarnos: ¿creo o no creo en los derechos humanos?, si lo hacemos, la respuesta es clara y si no, igualmente la respuesta es clara”, manifestó.

Concluyó asegurando que uno de los recursos más preciados que puede tener un país es su biodiversidad e hizo un llamamiento para que la sociedad se una a esta lucha de protección.

“El Yasuní (reserva amazónica ecuatoriana) es una gema de las más importantes del mundo, tienen que proteger que ese parque nacional quede libre de explotación”, zanjó.

Visita al Aguarico

El lunes 19 de noviembre, Waters, que llegó con un retraso notorio debido a que las autoridades ecuatorianas de Aviación Civil no le permitieron en un principio aterrizar en esa zona con su avión privado, estuvo poco más de dos horas en Lago Agrio, en el oriente del país.

En una precipitada visita bajo una intensa lluvia, el cantante de 75 años se reunió con una veintena de indígenas que viven cerca del que fue el pozo Aguarico 4, donde le explicaron las consecuencias de la contaminación que tuvo lugar allí hace más de veinte años.

“Me emocionó cuando arribamos acá a Lago Agrio. Ahí está la evidencia”, dijo a un grupo de periodistas que acompañaban la visita. A los lugareños les manifestó “sentirse orgulloso” de ellos y del “pueblo de Ecuador” que está “luchando contra Chevron”, la empresa a la que atribuyen la contaminación.

La mancha negra dejada en esa zona, uno de los casos más graves de contaminación en todo el planeta, es motivo de litigio en varios países desde hace años entre los habitantes del lugar y la compañía estadounidense, que compró a la supuesta responsable, Texaco, hace más de quince años.

Los pueblos indígenas la responsabilizan del vasto derrame mientras operaba el yacimiento entre 1964 y 1990, aunque Chevron niega las acusaciones y responsabiliza al Gobierno ecuatoriano, al que dejó el yacimiento luego de abandonar el país.

Fuente: El Telégrafo y El Comercio