Carapaz: “El regalo que me puede hacer Ecuador es que respeten al ciclista”

Casi tres horas después de llegar a Ecuador, el ciclista carchense Richard Carapaz Montenegro llegó hasta las oficinas de la empresa Movistar para dialogar con la prensa luego de la epopeya de Italia.

Mostrando con orgullo el trofeo que consiguió en el Giro de Italia, Richard contó su primera anécdota con el premio donde consta su nombre. Dijo que tras ganar la competencia ciclística de 21 etapas, sostuvo el trofeo en sus brazos, pero sentía que se le caía por el peso y los nervios tras haber completado el Giro. Así se lo contó al narrador argentino Mario Sabato, con quien revivió los últimos minutos previos a su triunfo.

Desde alrededor de las 16:00, el avión que lo traía desde España aterrizó en Quito, donde fue recibido con un arco de agua, el ciclista comenzó a recibir los homenajes mientras era conducido en un bus que lo lleva hasta la capital.

Cientos de ciudadanos que se apostaron sus vehículos a lo largo de la vía saludaron con pitos y banderas al campeón del Giro de Italia N° 102, que portaba en sus brazos el trofeo conseguido en Verona.

Una caravana de decenas de ciclistas acompañó al campeón tras su llegada al aeropuerto de Tababela. Posteriormente se dio un recorrido vehicular hasta las oficinas de la telefónica Movistar, en cuyo equipo compite Carapaz.

El rosa del Giro de Italia es el color que identificó a muchos ecuatorianos, quienes, al igual que decenas de ciclistas, esperaron la llegada de Carapaz a Ecuador tras su retorno de Europa, donde el 2 de junio conquistó una de las más importantes carreras ciclístas del mundo.

Para el miércoles está previsto un homenaje en el estadio olímpico de Tulcán, en la provincia del Carchi, en que sus coterráneos esperan demostrarle su agradecimiento y orgullo por su triunfo.

Fuente: El Universo