Bebidas de dieta ayudan a controlar el apetito, según estudio

Aunque todavía existen dudas sobre la eficacia de los productos bajos en calorías como una ayuda contra el sobrepeso, la última evidencia científica ha confirmado que son una gran herramienta para reducir la ingesta de energía y controlar mejor el peso.

Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad de Liverpool publicó un estudio en el que revelan que las bebidas bajas en calorías disminuyen el apetito y provocan que las personas coman menos. Los expertos también revelaron que los consumidores frecuentes de estas bebidas se sentían menos culpables con respecto a su dieta y con más control sobre sus hábitos alimenticios.

Para su análisis, los científicos llevaron a cabo dos experimentos. En el primero, reunieron un total de 120 individuos a los que ofrecieron diversos bocadillos y golosinas que podían ingerir libremente, y descubrieron que los consumidores habituales de bebidas bajas en calorías no comieron de más. Al contrario, su apetito se mantuvo estable y sin excesos. En cambio, quienes no acostumbraban a tomar este tipo de bebidas sí comieron más allá de lo normal.

En un segundo experimento, se ofrecieron los mismos bocadillos a 172 sujetos divididos en grupos, con la diferencia de que sólo algunos podían beber bebidas light. Al final, los investigadores confirmaron que quienes podían tomar este tipo de bebidas, consumieron menos calorías que el resto.

“La reducción en la ingesta de calorías puede estar relacionada con el hecho de que las bebidas light proporcionan placer, un sabor agradable, y la ausencia de sentimiento de culpa cuando se consumen”, explica la doctora Charlotte Hardman, una de las autoras del estudio.

Otro de los fenómenos que observaron los expertos es que los consumidores frecuentes de bebidas bajas en calorías se sentían en control de su apetito, no eran tan propensos a comer en exceso y disfrutaban más de sus comidas, al contrario de quienes no estaban habituados a estas bebidas.

“Cambiar las bebidas azucaradas por bebidas bajas en calorías puede ser una buena alternativa para reducir la ingesta de energía”, concluye la doctora Hardman. “Ya sabemos que las personas no compensan con otros alimentos esos azúcares que dejan de consumir gracias a los productos light. Esto significa que los edulcorantes no calóricos o bajos en calorías pueden tener un efecto positivo en el control de peso”.