Expertos validan la seguridad de los edulcorantes no calóricos para niños desde los dos años de edad

Los dulces para los niños son lo más atractivo. En épocas festivas las golosinas se convierten en las protagonistas de nuestras fiestas y reuniones, lo que conlleva a los padres a tener una preocupación por el consumo desmedido de caramelos y postres azucarados que pueden causar problemas en los más pequeños. Es importante recordar que el azúcar es necesario para el cuerpo, siempre y cuando no se la consuma en exceso.

En los últimos años, el consumo de edulcorantes no calóricos o bajos en calorías ha aumentado significativamente, sobre todo, por las ventajas que ofrecen como sustitutos del azúcar y el correspondiente ahorro de energía para el organismo. Sin embargo, todavía hay quienes dudan sobre su seguridad, especialmente si se trata de niños.

Frente a esta preocupación, la Academia Americana de Pediatría (AAP) emitió una nueva declaración, en la cual, confirma que los menores de edad pueden consumir este tipo de edulcorantes sin ningún riesgo. Así, la AAP ratifica la posición de las autoridades de salud de todo el mundo, que en varias ocasiones han manifestado que el consumo de los edulcorantes es perfectamente seguro para la salud de niños y adultos.

En el marco del LIX Congreso Internacional de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología, expertos internacionales validaron el consumo de los Edulcorantes No Calóricos (ENCs) debido a que autoridades regulatorias, como JECFA, EFSA y FDA, han comprobado su seguridad y recientemente, la Academia Americana de Pediatría avaló el consumo de estos productos en mayores de dos años.

La nueva declaración de la AAP, en línea con la postura de las autoridades internacionales, sirve para reafirmar la inocuidad de los edulcorantes no calóricos y destacar sus ventajas como sustitutos del azúcar. Aquellos que todavía dudan sobre sus efectos en la salud, pueden confiar en que son seguros e ingerirlos sin temor.