Ingreso a mercados de Quito será restringido desde el 24 de marzo

el

El Municipio de Quito informó el  23 de marzo del 2020 sobre las regulaciones para el ingreso a los mercados de Quito que entrarán en vigencia desde este 24 de marzo del 2020 para “fomentar la compra ordenada en centros de abasto municipales”.

A partir del 24 de marzo, el horario de ingreso a los establecimientos será desde las 08:00 hasta las 16:00. Se permitirá el acceso de una persona por familia cuya edad debe oscilar entre los 18 y los 55 años.

Los 56 mercados de la capital no permitirán que entren a los recintos adultos mayores, mujeres embarazadas o niños. El ingreso también será calendarizado de acuerdo al último dígito de la cédula de identidad de la persona que acuda a los mercados, por lo que será indispensable que quien se acerque porte el documento consigo.

Así, los días lunes los mercados recibirán a las personas cuyos números de cédula terminen en 1 o 2, los martes en 3 o 4, los miércoles en 5 o 6, los jueves en 7 u 8 y los viernes en 9 y 0. Los días sábado podrán ingresar los ciudadanos cuyas cédulas terminen en números pares y los domingos los impares.

Los ciudadanos extranjeros, informó el Municipio, también deberán presentar su cédula o su pasaporte, mientras que el personal diplomático debe portar su credencial para acceder. La cantidad de productos que las personas adquieran también será controlada. “Se busca motivar la compra dosificada de alimentos e insumos de primera necesidad”, informó el Municipio que añadió que el aforo máximo de ocupación de los mercados será de 30 personas.

Además se recordó a la ciudadanía que se debe respetar la distancia de un metro y medio entre cada cliente tanto para ingresar al mercado como para adqurir los productos. El uso de guantes y mascarilla también será obligatorio. Se recomendó que las personas que acudan a los mercados no socialicen mientras estén en las filas, lleven sus propias fundas y eviten tocar pasamanos, paredes, etc. La Agencia Metropolitana de Control será la encargada de verificar el cumplimiento de las disposiciones.

Fuente: El Comercio