Suspensión de la jornada laboral se extiende hasta el 5 de abril

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, agradeció a los millones de ecuatorianos que han permanecido en sus hogares durante todo este tiempo de cuarentena.

El lunes, 30 de marzo,  durante una cadena nacional para conocer las cifras actualizadas por coronavirus, la ministra anunció que se extiende hasta el 5 de abril la suspensión de jornada laboral presencial.

Dijo que seguirán los controles en las calles. Además, se mantienen las disposiciones del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional debido a que existe el toque de queda desde las 14:00 hasta las 05:00, además del conocido Pico y Placa con restricción de movilidad para vehículos particulares.

Jornadas de recuperación laboral serán de hasta 12 horas

El Ministerio de Trabajo reformó y amplió algunas resoluciones que fueron tomadas por el anterior titular de esta cartera de Estado, Andrés Madero, en lo referente a la reducción, modificación o suspensión de la jornada laboral, mientras dure la emergencia sanitaria por la expansión de COVID-19.

El Acuerdo Ministerial firmado el 15 de marzo y modificado este 28 de marzo de 2020 por el flamante ministro de Trabajo, Luis Poveda Velasco, está dirigido a la empresa privada y mantiene como prioridad impulsar el teletrabajo.

En los casos en los que se imposible aplicar este mecanismo, la reducción o modificación de la jornada laboral, el acuerdo mantiene la disposición de que empleador pueda optar por la suspensión de la jornada laboral, lo que no significa la finalización de la relación laboral. Estas son las reformas que incorporó del Ministerio de Trabajo:

  • Mientras dure la emergencia, el empleador privado podrá modificar la jornada laboral incluyendo la de los sábados y domingos, garantizando el descanso del trabajador por dos días consecutivos.
  • El empleador del sector privado determinará la forma y el horario de recuperación de hasta 12 horas semanales y los días sábados 8 horas diarias. En el primer acuerdo se determinó una recuperación de tres horas diarias y hasta cuatro para el sábado.
  • Empleadores y trabajadores, por mutuo acuerdo, podrán establecer un calendario de pago para efectos de la remuneración que por ley les corresponde durante el tiempo que persista la suspensión emergente de la jornada laboral, considerando que la remuneración es irrenunciable.
  • El empleador podrá fijar la fecha de inicio y de fin de uso del período de vacaciones acumuladas a las que tuviere derecho el trabajador. Si el trabajador lo autoriza, el empleador podrá permitir el goce de períodos de vacaciones anticipadas; y, en general, el empleador podrá adoptar medidas que razonablemente eviten agravar la situación del trabajad

Las modalidades de trabajo serán acordadas entre trabajadores y empleadores, con el objetivo de prevenir riesgos y por las condiciones económicas que podría enfrentar la empresa, por las implicaciones derivadas de la pandemia, con la finalidad de precautelar el empleo y sin que tales modalidades convenidas impliquen la renuncia de derechos de los trabajadores.

Las reformas al Acuerdo Ministerial del 15 de marzo, entraron en vigencia desde ayer, señala el documento firmado por el ministro Poveda.

Fuente: El Universo y Expreso