Continúan cadáveres sin retirar en Guayaquil

el

El cuerpo de una mujer de 82 años dentro de un féretro estaba hasta el domingo 5 de abril en la sala de una vivienda ubicada en la manzana 212 de la cooperativa Martha de Roldós, en el norte de Guayaquil.

Ella falleció el miércoles 1 de abril por problemas cardiacos, dijeron sus familiares. Ellos no encontraron forma de enterrarla porque el sistema está colapsado por muertes a causa del COVID-19 y por enfermedades crónicas que se complicaron durante la crisis sanitaria.

El hijo de la mujer explicó que llamaron al ECU911, a la Policía y a los números habilitados para el levantamiento, pero no encontraron solución.

El día viernes, cuando ya el cuerpo empezó a emanar olores putrefactos, la familia tuvo que dejar la vivienda porque era imposible respirar allí y correr el riesgo de adquirir otras enfermedades.

Este es el drama que aún viven las familias en Guayaquil, a quienes el luto pasa por alto ante tantos trámites para poder darles sepultura a los suyos.

Tanto una comisión del Gobierno, liderada por Jorge Wated, como una del Municipio, a cargo de cuatro concejales, emprendieron esta tarea la semana pasada, pero los llamados de auxilio para gestionar levantamiento no cesan.

Otro caso se reportó el sábado. Familiares de Jorge Mejía, de 31 años, que murió por COVID-19 en su casa, llamaron al ECU911 y les contestaron en la central de Manabí. “La llamada salta a otra provincia, lo hemos hecho varias veces. Nos dicen que la central de aquí está abarrotada”, dijo una tía del fallecido.

El hermano del difunto víctima contó que la semana pasada perdió a su papá en la misma casa, que él también pasó lo mismo y luego su hermano, que falleció el sábado. Ahora teme por la vida de su hermana con discapacidad, su madre adulta mayor y su niña de 6 años. Él es padre soltero.

Wated indicó el domingo que la misión era poder hacer el levantamiento de 98 cadáveres reportados el sábado. Para gestionar el proceso debe llamar al 099-446-1851. En tanto que el contacto en el Municipio es 099 439 7030.

En ambos números se debe reportar el mensaje con los nombres completos del fallecido, número de cédula, día del fallecimiento, dirección y referencia del domicilio y el número de contacto con el nombre del familiar.

A más de la comisión, el Municipio porteño gestionó la donación de 2000 cajas mortuorias elaboradas por la Asociación de Cartoneros. Estas fueron hechas con cartón prensado para dar sepultura a las personas fallecidas durante esa emergencia.

Las familias que pasan esta trágica situación piden que se agilice el proceso, pues temen por la salud física y mental de sus integrantes, quienes en su mayoría son de escasos recursos económicos.

Fuente: El Universo y CNN