En Ecuador, “la solución para los negocios es digitalizarse”

Expertos en marketing digital y emprendimiento sugieren reinventarse e identificar necesidades para emprender en esta nueva etapa.

Antes de que el coronavirus cerrara las puertas a los locales físicos de los microempresarios, María Gabriela Apolinario le había apostado a la digitalización y entregas domiciliarias. Hace dos años emprendió un negocio de venta de arena para gatos, cuyos pedidos recibía a través de redes sociales y entregaba en los hogares de sus clientes en todo el país.

Si bien, por seguridad, tuvo que dejar de trabajar durante los primeros quince días de la cuarentena, ahora siente que su emprendimiento marcha bien. El único problema con el que se ha topado es con la escasez de motorizados que le ayuden con los despachos.

En cambio Sandra Ponce, quien es maquilladora, cosmetóloga y nutricionista, tenía más de 40 días sin abrir su local, ubicado en Samanes 5. Ayer se arriesgó a abrir para atender a tres clientes, pero elaboró todo un protocolo de seguridad para evitar el contagio tanto de ella como de sus usuarios.

“Estamos desinfectando todo, para que el cliente se sienta más seguro. Ya no podemos más estar sin trabajar. Tenemos que buscar alternativas”, mencionó.

Eso es justo lo que hizo Mónica Crespo, dueña de una boutique en Samborondón. Como tenía la materia prima, vio en la demanda de mascarillas una oportunidad de negocio. “Al principio me frené porque tenía miedo de no producir una mascarilla de alta protección, pero luego noté que sí se podía (con telas antifluidos) y también era oportunidad de ayudar a mis operarias a tener trabajo”, comentó.

Ahora vende tapabocas con el toque que tenían las prendas de su boutique: estampados coloridos y tropicales. Todo lo promociona a través de canales digitales y lo entrega a domicilio.

De acuerdo a Ibai Fernández, consultor de marketing digital y promotor de la ‘Ruta de la Digitalización’ que capacita a emprendedores en temas online, de ahora en adelante, el negocio que no se digitalice puede acabarse. “La opción es digitalizarse o morir”, vaticinó.

Sin embargo, reitera que esto no significa pensar solo en redes sociales, sino que el manejo de un comercio en línea abarca desarrollo y diseño web, ciberseguridad, plataformas de pago, entre otras cadenas de valor del negocio.

“Obviamente, hay negocios que se van a ver más resentidos que otros, como es natural. Para eso hay que reinventarse, hay que invertir, pero no solo capital económico (si no hay), sino invertir en capital humano, en creatividad. Hay que adaptarse y sobrevivir”, sugirió.

Fernández aconseja consultar con un profesional para recibir asesoría adecuada de cómo implementar un trabajo en la Red. Además, reitera en la importancia de la inversión. “Invierte en tu negocio, en marketing no se gasta, se invierte, ya sea en capital humano (tiempo y esfuerzo), si no tienes capital económico que invertir. Si quieres hacerlo tú mismo, puedes hacerlo, pero invierte en tu educación. Todo es entrenable pero nada se aprende de la noche a la mañana”, insistió.

No obstante, aclara, no todos los negocios tendrán las mismas oportunidades y uno de los más golpeados probablemente sea el turístico, por ello, reitera lo de la reinvención.

Fernando Altamirano, vicepresidente de la Federación de Emprendedores del Ecuador y director Jr. de la Cámara de Comercio de Guayaquil, coincide con la reinvención de los negocios y considera que los micro, pequeños y medianos empresarios son quienes tienen más posibilidades para hacerlo. “Ellos eran los más activos en redes sociales, a diferencia de las grandes marcas. Quienes van a quedarse son los que innoven”, comentó.

La ventaja, insistió, es que con la pandemia han aparecido un sin número de necesidades que tienen que ser identificadas y cubiertas. En cuanto a la digitalización, apuntó, es importante recordar que en el país aún hay brechas y hubo renuencia de los empresarios en este el proceso.

“En este sentido, el Estado deberá inyectar liquidez a través de la banca pública para ayudar a estos emprendedores y las grandes empresas”, dijo.

De acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), en 2019 había 899.208 empresas en el país que estaban registradas en el Servicio de Rentas Internas (SRI), de las cuales 816.553 eran microempresas, es decir, el 90,81%.

Ibai Fernández, consultor de marketing digital, recomienda:

– Desarrolla un modelo de negocios online que involucre a toda la cadena de valor, no solo a la comunicación.
– Genera un nombre y una marca que represente a tu negocio y que te sirva como activo publicitario.
– Muestra esa humanización de marca a través de embajadores. El primero y principal podrías ser tú mismo.
– Ten presencia en internet más allá de las redes sociales como, por ejemplo, una página de ventas.
– Genera contenido de valor. No te centres solo en publicar material de venta.

Fuente: Expreso.ec