Brother apoya manufactura de prendas de protección ante la COVID-19

el

Ante la emergencia sanitaria por la pandemia, las prendas de protección son una necesidad creciente para la población. En Ecuador, la iniciativa Diseño en la Emergencia, liderada por la Cámara de Diseño del Ecuador, ha incentivado la unión de profesionales y estudiantes de diseño, para la confección local de prendas con altos estándares de bioseguridad, para permitir el acceso a indumentaria especial a los distintos segmentos de la población como hospitales y fundaciones.

Brother International Corporation, a través de su división de máquinas de coser, da una mano a las iniciativas locales de confección en el entorno de la emergencia. La empresa japonesa suscribió una acuerdo con la Cámara de Diseño del Ecuador, a través de la cual, se realizó la donación corporativa de maquinaria para el Centro del Muchacho Trabajador, entidad aliada a la iniciativa Diseño en Emergencia.

Ante el acuerdo suscrito el día miércoles 20 de mayo, Caty Di Maggio, Vicepresidenta Regional de Ventas y Mercadeo para Latinoamérica de Brother International Corporation, afirmó que: “El compromiso de la empresa con Ecuador es muy fuerte y es un orgullo para nosotros sumar apoyo a través de la campaña “Brother da una mano”, con la donación de nuestras máquinas de coser a iniciativas locales que facilitarán el acceso a prendas de protección para la población ecuatoriana”. Para la ejecutiva de Brother en la región, es gratificante confirmar la iniciativa local para desarrollar soluciones tangibles para la población a través de la confección y el diseño.

La maquinaria fue recibida en las instalaciones del Centro del Muchacho Trabajador, en la ciudad de Quito. Estos equipos serán el inicio de una alianza virtuosa a través de la cual mujeres cabezas de familia, se capacitarán en el uso y manejo de la maquinaria para desarrollar técnicas de acabado de prendas de equipamiento de protección bajo estándares internacionales. Se espera como resultado de esta iniciativa, dotar de indumentaria a unos 500 beneficiarios con limitaciones para acceder a este tipo de prendas.