El gobierno de Moreno paga $500 mil trimestrales para que lo defiendan en redes sociales

El 24 de junio del 2020, Anonymous Ecuador publica “Casos de espionaje del gobierno de Lenín Moreno”, donde revela que Julio Bueno Arévalo, Rosángela Adoum Jaramillo y Carlos Andrés Michelena pertenecen al círculo cercano de Lenín Moreno Garcés, desde su vicepresidencia en el 2007 hasta el mandato actual, y se han beneficiado al utilizar sus cargos políticos y conexiones con el presidente.

En la publicación menciona varios correos electrónicos que muestran una recomendación de Julio Bueno para un puesto en el IESS, la supuesta persecución a gente que estuvo trabajando por Lenín Moreno, contrato para el Hospital Docente Calderón por $269.407,89 más IVA para servicio de lavandería, también funcionarios removidos de su cargo por no estar de acuerdo por un contrato sobrevalorado para el Festival de las Artes Vivas de Loja.

Asimismo, señala que Gustavo Larrea, actual dirigente de Democracia Sí y amigo desde la juventud del presidente Moreno recibió del asesor presidencial, Julio Bueno Arévalo, la hoja de vida de María José Benavides Moreno para ubicarla, desde septiembre del 2017, como especialista financiera provincial de la Contraloría General del Estado. También, que el 28 de junio del 2017, Larrea recibió de Víctor Hugo Aguirre, los currículos de Fausto Antonio Navarro Villamar para Gerente de Comercialización del Ministerio de Agricultura y de Joffre Lara para Administrador en la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) en Milagros, porque esas designaciones “les traería beneficio a sus proyectos”.

Dentro de la información “Julio Bueno-Rosángela Adoum-Carlos Andrés Michelena-Círculo Político del 1“, el documento menciona: “El 24 de octubre del 2017, Andrés Michelena, actual gerente de Medios Públicos denunció la “nefasta administración” de los canales incautados afirmando que quisiera saber “quiénes son los que decidieron durante diez años tomaron la pantalla de Gama para sacar el enlace ciudadano” debido a que existe aproximadamente una pérdida de USD 5’000.000. Sin embargo, el 09 de enero del 2013, Michelena Ayala, Subsecretario de Comunicación de Vicepresidencia, aprobó que se dirija una carta a los medios de comunicación en la que se indicó que a partir de ese momento Lenín Moreno se encargaría de realizar los enlaces ciudadanos“.

Más adelante destaca: “Michelena, al desempeñarse como gerente general de Medios Públicos, mantiene contrato con Raúl David Armendáriz Lalama, representante de la multinacional TBWA, para proteger al presidente Lenín Moreno, Rosángela Adoum, Julio Bueno y a sí mismo, en redes sociales cuando se realicen comentarios en contra de ellos o del gobierno. María Isabel Machado Avilés, colaboradora de Armendáriz, establece la estrategia de ataque y defensa mediante las indicaciones de Michelena Ayala y todo esto por el monto de USD 500.000 trimestrales“.

Es decir, mientras, decenas de trabajadores de los medios incautados protestan desde hace más de dos años por exigir el cumplimiento de sus derechos laborales, como la liquidación, el pago de sus aportes al IESS, Michelena, quien hoy se desempeña como ministro de Telecomunicaciones, mantiene un contrato con la multinacional TBWA para “defender” al gobierno de Moreno en redes sociales.

Desde el mes de junio, los trabajadores de los medios incautados protestan todos los lunes exigiendo al gobierno el pago de sus liquidaciones, ya que la gran mayoría está desempleada y necesitan el esfuerzo de su trabajo ganado por varios años en los medios de comunicación incautados, como son Cablevisión, Uminasa, Radio SuperK 800, La Prensa, sin tener una respuesta por parte del gobierno.