Todas las entradas por enlosvalles

JW Marriott Quito recibió tres galardones de los premios World Travel Awards

En la 26ª edición de los premios World Travel Awards, JW Marriott Quito recibió tres galardones en la categoría de Sudamérica.

–          Mejor Hotel en Ecuador

–          Mejor Hotel de Ciudad en Ecuador

–          Mejor Suite de Hotel en Ecuador

Estos premios, conocidos como Los Oscar de Turismo reconocen, premian y celebran la excelencia entre todos los sectores de la industria de viajes, turismo y hospitalidad.

Este 2019 se cumplen 20 años desde la inauguración del hotel en los que ha recibido 10 premios de los World Travel Awards. En los que se destaca el servicio auténtico, intuitivo, esmerado y cálido, en busca siempre de la excelencia.

Tener y mantener la bandera de Marriott es un importante punto a favor. Ser un JW implica mantener altísimos estándares de servicio, calidad de producto e infraestructura, es decir, mayores exigencias para quienes lideran el hotel y mayores facilidades y experiencias más memorables para clientes y huéspedes.

Para Carlos França, Gerente General de JW Marriott Quito, que distingue a al hotel, que es administrado directamente por Marriott Internacional, es su sólida cultura organizacional, establecida en 1927. “La cultura es el valor más importante, marca una diferencia”.

Otras fortalezas que han convertido a este hotel en líder son su ubicación privilegiada y sus facilidades y servicios de lujo. “Resort Urbano” es como França, describe al hotel “Contamos con una piscina de 500 m2 rodea de palmeras y jardines. Los huéspedes pueden ejercitarse en un gimnasio muy bien equipado, relajarse con un masaje en el spa o trabajar en espacios amplios y a la vez cálidos y privados”.

Por estas razones entre muchas más, el JW Marriott Quito se llevó tres premios de los World Travel Awards 2019, reconociéndolo como Hotel Líder en Ecuador, Hotel Ciudad Líder de Ecuador, y Hotel Suite Líder en Ecuador. Anteriormente, el Hotel ha sido reconocido por estos premios como Mejor Hotel para Conferencias de Ecuador (2007), Mejor Suite en Ecuador (2007,2014, 2017 y 2018), Hotel Cuidad Líder en Ecuador (2018), y Mejor Hotel Corporativo (2012).

JW Marriott Quito organizó eventos para niños de la Fundación Reina de Quito

Niños de la Fundación Reina de Quito participaron en una serie de actividades organizadas por JW Marriott Quito. La actividad contó con la participación de más de 20 asociados de varios departamentos, así como de Directores Regionales de Marriott Internacional que se encontraban en su visita anual a la propiedad.

La “Feria de Entretenimiento” consistió en juegos, manualidades, baile y más dirigido por asociados disfrazados de distintos personajes. Cada actividad fue diseñada para involucrar a los niños, enseñarles algo nuevo y promover la interacción entre ellos y asociados del hotel.

La Fundación Reina de Quito reúne a niños y niñas con Síndrome de Down junto con sus familias y un equipo de profesionales y voluntarias que apoyan a los niños para que crezcan de forma integral, con autonomía e independencia.

Esta es una de las acciones de responsabilidad social que el hotel organiza para el desarrollo de la comunidad a su alrededor. A través del programa “Serve 360”. JW Marriott Quito demuestra su compromiso y busca tener un impacto positivo en beneficio de su país, comunidad y medio ambiente.

Tendencias en tecnología 2019: La importancia de la confianza

Las empresas de tecnología enfrentan dilemas digitales

Si bien las industrias de hardware, software y servicios en línea obtuvieron buenos resultados en promedio en términos de ganancias y crecimiento, hubo muchas nuevas presiones para administrar, incluidas las relacionadas con la política y la interrupción tecnológica.

Las preocupaciones sobre la recopilación y el uso de datos personales y comerciales no han desaparecido; están reapareciendo en forma de nuevas leyes de protección de datos, y aún no está claro cuánta confianza han perdido las empresas de tecnología, o si se verán obligadas a cambiar sus modelos de negocios como resultado.

Al mismo tiempo, tecnologías como los vehículos autónomos, la realidad aumentada y la impresión 3D, entre otros, se están demorando en producir resultados y plantean dudas sobre su eficacia y viabilidad a corto plazo. Además, las compañías de tecnología continúan compitiendo feroz y globalmente por el talento necesario para impulsar sus estrategias de innovación, mientras que las tensiones comerciales actuales están restringiendo el comercio mundial de nuevas tecnologías e interrumpiendo las cadenas de suministro.

En la 22ª Encuesta Anual Global de Directores Ejecutivos de PwC, solo el 40% de los líderes en tecnología dijeron que estaban “muy seguros” del potencial de crecimiento de los ingresos de su organización en los próximos 12 meses. También les preguntamos a los CEO de tecnología sobre sus perspectivas a largo plazo para el crecimiento de los ingresos de aquí a 2021. Su confianza se encontraba en el nivel más bajo registrado en los últimos cinco años.

Los desafíos a los que se enfrentan las compañías tecnológicas son más grandes y complejos que cualquier otro con el que se haya enfrentado la industria recientemente, en parte porque algunos de ellos van al corazón de sus relaciones con sus clientes, de hecho, a la pregunta de cuán seriamente tomar las preocupaciones de sus consumidores y clientes comerciales sobre la privacidad y la protección de datos.

Paradójicamente, estos desafíos aparecen al mismo tiempo que el aumento de las aplicaciones y plataformas basadas en inteligencia artificial (IA) aumentará la influencia del sector tecnológico en todo el mundo. A medida que recuperen posiciones en este entorno de negocios, los líderes de la industria de la tecnología catalizarán aún más el cambio en otras industrias en todo el mundo. Su confiabilidad, competencia en innovación y capacidad para gestionar el cambio, incluido el cambio que crean, continuarán siendo probados.

¿Es suficiente la innovación?

A lo largo de los últimos años, ha surgido una cantidad de tecnologías interesantes y prometedoras que se espera que tengan un gran impacto en la forma en que vivimos y en la forma en que operan las empresas: IA, realidad aumentada, blockchain, drones, Internet de las cosas (IoT), Robótica, realidad virtual, impresión 3D, computación basada en la nube, varios sistemas ‘como servicio’, el automóvil conectado y la conducción autónoma, entre otros. Las compañías en la primera línea del desarrollo de estas tecnologías han intentado aprovechar su potencial comercial. Hasta ahora, sin embargo, los ejemplos de uso no han sido lo suficientemente sólidos o no han generado de manera consistente un retorno de la inversión.

En algunos casos, parece que nos estamos acercando a los límites no en la innovación, sino en nuestra capacidad para presentar un argumento sólido o proporcionar una explicación clara de cómo la tecnología transforma de manera beneficiosa su entorno, ya sea en el lugar de trabajo o en el ámbito del consumidor. Por ejemplo, el uso de robots (conocido ampliamente como automatización de procesos robóticos, o RPA) ha ayudado a aumentar la eficiencia y reducir el trabajo pesado en fábricas y oficinas, pero estas máquinas aún no son especialmente inteligentes y el grado en que están quitando empleos. Los empleados de bajos ingresos no están claros. Aun así, persiste la sospecha de que RPA tiene una ventaja perjudicial.

Por otra parte, AI aún tiene que hacer incursiones reales en el mundo de las operaciones comerciales. Las organizaciones que lo han implementado normalmente lo hacen solo en aplicaciones discretas, aisladas y de back-office, como recursos humanos y finanzas. Y continúan evitando establecer una supervisión transparente de las decisiones tomadas por el software de AI y los sesgos obstinados inherentes a los algoritmos de los que depende el software, especialmente en áreas que abordan temas sociales y políticos como los recursos humanos, la aplicación de la ley y la vivienda. Debido a que los sistemas de AI evalúan a los solicitantes de empleo o los candidatos para préstamos basados en patrones estadísticos históricos, las personas pueden ser rechazadas porque comparten ciertas características con las solicitudes rechazadas en el pasado, como el género, la raza, la etnia y la orientación sexual, incluso el vecindario en el que se encuentran.

Los autos que conducen por cuenta propia plantean un problema similar para muchas de las nuevas empresas que esperan encontrar un nicho lucrativo en este segmento de la industria. Aún persisten importantes problemas de ingeniería en la construcción de verdaderos vehículos autónomos (AV), pero las redes neuronales y los sistemas de sensores que las compañías han desarrollado para enseñar a los autos a conducir ya se han vuelto notablemente sofisticados. Sin embargo, aún cometen errores, incluso si solo lo hacen el 0.01% de las veces, errores que confunden la capacidad de las personas para mitigarlos. Y para el público en general, un solo accidente AV se amplifica mucho más que un montón de autos tradicionales en la autopista, porque los AV son vistos como otra tecnología alienígena que viene a cambiar sus vidas de maneras que no son claramente beneficiosas.

Cada vez es más obvio que la tecnología vive o muere por su impacto en las personas. Las compañías de tecnología, y las compañías que compran tecnología, deben estar dispuestas a ser abiertas sobre los problemas más grandes que plantean las nuevas tecnologías y ofrecer respuestas reales sobre cómo deben abordarse estos problemas. A su vez, esto ayudará a las nuevas tecnologías a convertirse en una propuesta comercial valiosa y confiable a medida que maduran.

¿Nada es privado?

La presión pública y política sobre empresas como Facebook y Google para tomar la privacidad individual más seriamente y proteger los datos confidenciales de los clientes es un indicador del contexto cambiante para todo el sector de la tecnología. Mientras tanto, ya se han promulgado medidas relativamente sólidas para garantizar una mayor privacidad para los usuarios de Internet en Europa, pero este problema aún no ha ganado fuerza en los Estados Unidos, donde incluso en el Congreso la inclinación a apoyar el éxito comercial a menudo prevalece sobre las preocupaciones sobre la privacidad individual. Sin embargo, a pesar del mayor enfoque en temas de privacidad de datos, solo el 20% de los CEOs de tecnología que encuestamos dijeron que estaban “extremadamente preocupados” por la falta de confianza en las empresas como una amenaza para sus perspectivas de ingresos.

Cada vez más persiguen modelos de negocios digitales que dependen de la recopilación de una mayor cantidad de datos personales de los clientes y de otras personas, lo que hace que sus servicios sean cada vez más profundos en las vidas de los usuarios y las actividades comerciales de los clientes empresariales.

Los clientes corporativos pueden sentirse más nerviosos, desconfiando de que las tecnologías que compran e implementen se comportarán de una manera que ponga en peligro su reputación.

Por eso creemos que una mejor gestión del riesgo tecnológico y el esfuerzo por fomentar la confianza son esenciales para la industria en su conjunto. En este sentido, las soluciones únicas y aisladas ya no funcionarán. Por ejemplo, centrarse únicamente en la ciberseguridad con la exclusión de cuestiones como el uso de datos y la transparencia solo destaca los aspectos negativos de la digitalización para los consumidores y reguladores y aumenta sus temores. En cambio, la seguridad cibernética debe presentarse como un ejemplo de cómo las empresas protegen de forma proactiva la privacidad digital y protegen contra el uso indebido de los datos personales, al mismo tiempo que extienden estas protecciones a nuevas tecnologías, como AI y IoT.

Si las compañías de tecnología deben desarrollar una ética holística y sostenible con respecto a los problemas de uso y confianza de los datos, deben desarrollar las capacidades específicas y las estructuras organizativas necesarias para contrarrestar los riesgos potenciales. Éstos incluyen:

· Mecanismos confiables de gobierno para reconocer los riesgos internos potenciales y la capacidad operativa para administrarlos y minimizarlos. Las empresas deben estar dispuestas a analizar las consecuencias de las nuevas tecnologías y la forma en que se introducen en el mercado, ya sean aplicaciones que capturan datos de los usuarios o los scooters motorizados, debiendo poder anticipar problemas potenciales y tratarlos abiertamente si surgen.

· Una junta directiva y un equipo de nivel ejecutivo se centraron en dar forma activa a las regulaciones gubernamentales al educar a los responsables políticos sobre el uso y las posibles consecuencias de las nuevas tecnologías y colaborar con ellas para desarrollar reglas adecuadas para regular la implementación de estas tecnologías y evitar su uso dual.

· Fomento de una cultura corporativa en la que los errores se admiten libremente y los empleados están dispuestos a hablar sobre comportamientos de riesgo.

Estos retos, también:

A medida que el concepto de confianza adquiere importancia en toda la industria tecnológica, otros dos problemas también afectarán la capacidad del sector tecnológico para mantener su alto ritmo de crecimiento e innovación: el comercio y la guerra por el talento.

Comercio y geopolítica. Las negociaciones comerciales con China y el espectro de aranceles adicionales para todo tipo de productos ya están afectando a las empresas de tecnología que hacen negocios e interrumpen sus cadenas de suministro. Igualmente, crucial para el futuro de la industria tecnológica es la atención cada vez mayor que se presta a la protección de la propiedad intelectual, incluidos los secretos comerciales y de la empresa, y la información tecnológica de valor militar. Las preocupaciones sobre los cortafuegos, el robo y la vulnerabilidad de la propiedad intelectual, más visibles en China, pero también en otros países, determinarán los acuerdos que hacen las empresas de tecnología y sus relaciones con los gobiernos de todo el mundo.

De hecho, más del 80% de los jefes de tecnología que respondieron a nuestra Encuesta de CEO como “extremadamente preocupados” por los conflictos comerciales citaron los conflictos entre Estados Unidos y China como su principal preocupación relacionada con el comercio.

La guerra por el talento. Las empresas tecnológicas ya están enfrentando dificultades considerables para encontrar el talento que necesitan para innovar en áreas tales como AI, análisis de datos y AV. De acuerdo con nuestra 22ª Encuesta Global Anual de Directores Ejecutivos, el 50% de los líderes de empresas tecnológicas estaban ‘extremadamente preocupados’ por encontrar el talento y las habilidades que necesitaban, y el 55% de estos CEOs dijo que la falta de talento estaba afectando negativamente la capacidad de su empresa al innovar.

Se podría decir que la industria tecnológica está en una encrucijada. El extraordinario hardware y software producido por este sector está pasando de ser simplemente un complemento de nuestras vidas a integrarnos en ellos: nuestros hogares, nuestros lugares de trabajo, nuestras interacciones sociales y comerciales, nuestra política e incluso la apariencia de nuestros entornos construidos. Por lo tanto, todo el ecosistema tecnológico, las empresas de tecnología y sus clientes y usuarios, debe renovarse y habilitarse a través de iniciativas de confianza digital de mucho más alcance.

Estrategia hecha real

¿Qué papel deben desempeñar las empresas de tecnología en la gestión de la forma en que la sociedad en general percibe las innovaciones, por ejemplo, el efecto de la IA en la contratación o el impacto de los automóviles autónomos en la movilidad? ¿Cómo pueden estas compañías continuar avanzando en la tecnología mientras mitigan los riesgos reales o reales de la innovación?

No debería sorprender que tanto las ciudades como los ciudadanos estén presionando con fuerza contra las muchas compañías que actualmente tiran scooters motorizados en las calles de la ciudad, particularmente porque estas compañías parecen estar operando sobre el principio de que es mejor pedir perdón que pedir permiso.

Cada vez es más evidente que este enfoque ya no funcionará cuando se trata de una innovación tecnológica verdaderamente transformadora. Las preocupaciones sobre tecnologías como la inteligencia artificial, el Internet de las cosas y los vehículos autónomos están creciendo, y las compañías que desarrollan estas tecnologías no pueden permitirse el lujo de adoptar el enfoque de “pedir perdón” para asegurar su aceptación. La resistencia entre los consumidores y los reguladores gubernamentales contra varias grandes compañías de tecnología que están tomando este camino solo resalta los riesgos involucrados.

Lo que se requiere es un cambio en las estrategias utilizadas para llevar las nuevas tecnologías al mercado. El elemento clave en el que debe centrarse es la confianza: asegurarse de que la forma en que funcionan estas tecnologías, la forma en que se utilizarán y los posibles efectos que tendrá en la sociedad se comprenderán y comunicarán claramente a las personas en el extremo receptor. Las empresas tecnológicas deben tener en cuenta tres factores a medida que desarrollan e implementan nuevas tecnologías.

1. Transparencia. Las empresas deben informar sobre cómo funcionan sus nuevas innovaciones. AI es un ejemplo de ello. Ya se están planteando preocupaciones sobre el espectro del sesgo y las consecuencias no deseadas en los algoritmos que los sistemas de AI utilizan para clasificar los datos y extraer conclusiones, en campos tan variados como la contratación, las solicitudes de préstamos y la justicia penal. Aumenta la demanda de que los sistemas de inteligencia artificial sean “explicables”: transparentes en la forma en que toman las decisiones y claros en su impacto en las personas a las que pueden afectar. Las compañías tecnológicas que desarrollan y venden estos sistemas deben sentar las bases necesarias para satisfacer las demandas de transparencia, y trabajar con las organizaciones a las que venden sus sistemas para asegurarse de que también puedan mitigar las preocupaciones sobre la naturaleza de “caja negra” de sus sistemas.

2. Gobernanza. Las empresas también deben trabajar para refinar los mecanismos que utilizan para llevar sus innovaciones tecnológicas al mercado. Los riesgos para la reputación de liberar nuevas tecnologías, a menudo no probadas, en el mundo son cada vez más evidentes. Las empresas deben crear un camino hacia el mercado que incluya una evaluación cuidadosa de los riesgos involucrados, no solo los riesgos tecnológicos y económicos, sino también los sociales y políticos. Luego, deben determinar cómo mitigar esos riesgos reconociéndolos públicamente y adaptando sus innovaciones para reducirlos.

3. Política pública. Finalmente, las compañías de tecnología deben desempeñar un papel más activo y positivo en el desarrollo de políticas y regulaciones gubernamentales que afecten sus operaciones. El simple hecho de interponerse en el camino de los esfuerzos racionales para supervisar sus actividades ya está produciendo una reacción violenta que puede resultar en una regulación excesiva. En su lugar, las empresas deben ser honestas sobre la naturaleza de sus innovaciones y trabajar estrechamente con los responsables de la formulación de políticas para garantizar el desarrollo de estándares razonables de seguridad, protección y privacidad que permitan a la industria de la tecnología seguir innovando y al mismo tiempo reducir las preocupaciones sobre el efecto de su trabajo en el individuo y la sociedad en su conjunto.

Estamos preparados para entrar en un mundo en el que las tecnologías digitales son cada vez más generalizadas y, para muchos, más aterradoras. Las compañías de tecnología, y la industria tecnológica en su conjunto, deben trabajar para reducir estas preocupaciones a través de estrategias que promuevan la confianza y la apertura, incluso mientras continúan desarrollando agresivamente y promoviendo lo último en innovaciones tecnológicas.

Fuente: Comunicaciones PwC Ecuador

Ecuador construirá proyectos de energía por US $400 millones

Ecuador busca inversión privada por unos $400 millones de dólares para el desarrollo de proyectos de energía eléctrica no convencionales con una capacidad conjunta de 310 megavatios, como parte de un plan para cambiar la matriz energética, dijo el martes el Ministro de Energía.

La construcción un proyecto fotovoltaico y otro eólico, los primeros a gran escala que se desarrollarán en el país, forman parte de un plan del presidente Lenín Moreno para atraer una inversión de más de $6.000 millones de dólares para construir nuevas centrales para el abastecimiento interno y la exportación a sus vecinos.

“Marcamos un hito por el hecho de lanzar al mercado dos proyectos de energía renovables no convencionales que hoy no existen en Ecuador. Son proyectos extremadamente importantes para cambiar la matriz energética”, dijo el ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, Carlos Pérez.

El proceso de selección del operador privado se abrirá en 30 días y hay interés de empresas de Alemania, Canadá, Dinamarca, España, China, Japón y Chile, entre otras.

El proyecto fotovoltaico El Aromo, en la provincia costera de Manabí, tendrá una capacidad instalada de 200 megavatios y “desde su puesta en operación comercial, se reducirían alrededor de 128 mil toneladas de CO2 al año y se evitaría el consumo de Fuel Oil”, explicó el ministerio en una presentación.

Mientras que el eólico Villonaco estará ubicado a unos 2.800 metros de altura en la provincia de Loja al sur y tendrá una generación de 110 megavatios.

En los primeros meses del 2020, el gobierno lanzará una licitación para la construcción de nuevas centrales hidroeléctricas con una capacidad conjunta de casi 3.000 megavatios y una termoeléctrica de ciclo combinado de gas natural de 1.000 megavatios por etapas, según datos oficiales.

El país apostó durante la década de gobierno del expresidente Rafael Correa a la construcción de millonarios proyectos hidroeléctricos, que en algunos casos han presentado fallas técnicas de operación y otros aún no se concluyen por problemas con los inversores privados.

Fuente: América Economía

Arte y Cultura en un festival para habitantes de la frontera norte

El Festival Itinerante “Revuelta a la mitad del mundo por una cultura  de paz” llegará a la frontera norte desde el 29 de julio hasta el 18 de agosto de 2019.

Niños, jóvenes y adultos de las provincias de Esmeraldas, Carchi y Sucumbíos podrán disfrutar de una programación escénica y diversas actividades artísticas.

Este festival nació hace nueve años por iniciativa de la Corporación “Humor y Vida” que busca promover el acceso al arte de las personas que viven en la frontera norte.

La programación escénica es educativa, fomenta la integración, la reflexión e intercambio cultural en torno a la no violencia, a la cultura de paz, los derechos humanos y la conservación del medio ambiente y a otras temáticas de alta sensibilidad social.

El festival, adicionalmente busca contribuir a la formación de nuevos públicos para fomentar el consumo de las artes escénicas en esta zona del país y fomentar espacios de educación artística para niños/as, jóvenes y adultos.

Durante los años que se ha realizado el festival han sido beneficiadas 19 localidades urbanas y rurales, ubicadas en el cordón fronterizo con Colombia, llegando aproximadamente a alrededor de 13.000 niños/as, jóvenes, adultos y líderes comunitarios con actividades artísticas y ludo-pedagógicas en torno a problemáticas
sociales sensibles como: derechos de los niños, niñas y adolescentes; conservación del medio ambiente y derechos humanos.

En la novena edición del festival habrá presentaciones escénicas en Lago Agrio, Esmeraldas, San Lorenzo y Tulcán, con el objetivo de fomentar el acceso a actividades artísticas en la frontera norte también se incluye este año a la ciudad de Quito.

Grupos escénicos de mediana y larga trayectoria del Ecuador y artistas internacionales de Holanda, Argentina, España, Italia, Colombia y España nos acompañarán en el Festival Itinerante Revuelta a la mitad del mundo por una Cultura de paz 2019.

Pacari posiciona “Ecuador país del Chocolate”

La biodiversidad del territorio ecuatoriano, y sus raíces multiculturales, son factores relevantes para posicionar al país como destino de alta gastronomía. En este contexto, del 17 al 20 de julio, personalidades de la alta cocina mundial se familiarizan con Ecuador como destino gastronómico, recorriendo la ruta del cacao, como uno de los diferenciadores del país, invitación que ratifica la apuesta de Pacari, junto con otros aliados, para contribuir con el movimiento de la alta gastronomía ecuatoriana.

Ecuador es el país del chocolate, y debería convertirse en el nuevo destino de la alta gastronomía mundial”, afirma Santiago Peralta, quien considera que desarrollar el destino gastronómico es una apuesta coherente que se apalancaría en el posicionamiento logrado por el chocolate como un producto bandera.

Peralta afirma que “Ecuador es un territorio bendecido por la naturaleza, con productos maravillosos como el cacao, pero es sobretodo un laboratorio de innovación”. Convencido del potencial del país a través del modelo de transformación de materias primas locales, en el origen, con alto valor agregado, Pacari lidera con otros aliados una apuesta decidida para incentivar el desarrollo del destino gastronómico, a través de las sinergias con personalidades de la alta cocina internacional.

Ecuador: un laboratorio de ingredientes de origen excepcional

Construir sinergias basadas en la experiencia vivencial es el propósito de la visita al Ecuador de cuatro chefs de alto prestigio mundial, Jefferson Rueda, Javi Estévez, Álvaro Clavijo, y Jesús Escalera, junto con otros cuatro destacados chefs del Ecuador, participan del 17 al 20 de julio de una profunda e intensa inmersión, como futuros embajadores del Ecuador como destino de la alta gastronomía.

Familiarizarse con los ingredientes y preparaciones en origen es el centro de este tipo de experiencias, incluyendo el recorrido por la ruta del cacao, visitas a los mercados tradicionales, y experimentación en la cocina de emblemáticos restaurantes, para preparar “cenas a cuatro manos”, para, además, incentivar localmente a los comensales apasionados por la buena mesa, eje vital para generar un verdadero movimiento gastronómico con resonancia local.

El menú de cada cena será el resultado del intercambio de conocimientos y usos de los ingredientes ecuatorianos, experimentación que busca inspirar a los cocineros participantes sobre la versatilidad del cacao y chocolate en la cocina, más allá de su uso tradicional en la repostería.

Chefs internacionales

  • Jefferson Rueda/ Casa do Porco (Brasil), restaurante #39, dentro del ranking de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo;
  • Javi Estévez, / La Tasquería (España), una estrella Michelin;
  • Álvaro Clavijo/ El Chato (Colombia), restaurante #21 de Latinoamérica, según el ranking de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo
  • Jesús Escalera/ La Postrería (México), mejor chef pastelero de Latinoamérica, dentro del ranking 50 Mejores Restaurantes del Mundo

​​​​​​​Chefs del Ecuador

  • Piedad Salazar / Nuema
  • Alejandro Chamorro / Nuema
  • Alejandra Espinoza / Somos
  • Mauricio Acuña / El Salnés

La cata de chocolate más grande en Ecuador

El chocolate ecuatoriano sorprende por la calidad del Cacao Fino de Aroma Arriba Nacional; los procesos orgánicos y biodinámicos que observa Pacari, marcan la gran diferencia por las excepcionales características que afloran y pueden experimentarse con los cinco sentidos, a través de la experiencia de la cata. Esta metodología de degustación largamente desarrollada por Pacari en su labor de familiarizar el chocolate oscuro e incentivar una cultura del chocolate permite concienciar sobre la calidad del chocolate ecuatoriano, sus cualidades organolépticas, sus fundamentos nutricionales, su procedencia y formas de cultivo, generando un sentido de orgullo local.

Alrededor de 250 personas podrán participar de uno de los eventos que forman parte de ambiciosa iniciativa de colocar al Ecuador como El País del Chocolate. Santiago Peralta, nombrado “mejor chocolatero del mundo” en 2013, conducirá a los participantes en un recorrido que marcará un antes y un después en su relación con el chocolate, al involucrar los cinco sentidos, para despertar las capacidades personales de experimentación de este producto ecuatoriano altamente valorado en el mundo. La cita será el sábado 20 de julio del 2019 a las 18h00, en Scala Shopping.

Ecuador País del Chocolate es una iniciativa liderada por Pacari, en alianza con Espai-Epicur, Scala Shopping, Grande Table Club Gourmet, Club Premium, Güitig, Universidad de las Américas y Gin Crespo.

Plus Ultra Líneas Aéreas inaugura una nueva ruta entre Ecuador y España

Desde el viernes 12 de julio, la aerolínea Plus Ultra de España tiene una frecuencia de tres vuelos semanales hacia el Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito.

En el primer grupo de pasajeros estuvo Cristóbal Roldán Cobo, embajador de Ecuador en España, como “primer pasajero de honor”. También, en la sala de embarque A11 del aeropuerto Mariscal Sucre de Tababela, participaron autoridades de turismo, transporte aéreo, el cabildo de Quito, así como representantes de la Corporación Quiport y Plus Ultra.

Desde el inicio de nuestra operación hemos implementado una cultura de mejora para alcanzar estándares cada vez más elevados. Plus Ultra será una alternativa para conectar a una comunidad muy importante para el Ecuador y fomentar las relaciones con España, señaló Andrew O’Brian, Presidente y Director General de Corporación Quiport.

Las expectativas del arranque de las operaciones son reflejadas en más de 10 mil reservas generadas antes de empezar la operación, con una proyección de 30 mil adicionales hasta el mes de diciembre, así lo afirmó Julio Martínez Sola, Vicepresidente Ejecutivo de Plus Ultra en España, quien también señalo que el objetivo de la línea aérea española es “contribuir al intercambio turístico entre España y Ecuador”.

Plus Ultra Líneas Aéreas operará con una aeronave Airbus 340-300 con capacidad para 303 pasajeros, entre clase turista y clase ejecutiva. La aerolínea buscará innovar la manera de viajar a Europa implementado el uso de tres maletas por pasajero.

Antes de las 08h00, la aeronave fue despedida con los tradicionales arcos de agua, que forman parte de los protocolos de la aviación. La bendición de la aeronave  por parte del padre Abel, párroco de Yaruquí, fue también parte del programa; el vuelo inaugural partió  con destino a Madrid y escala en el puerto principal.

El Aeropuerto Internacional de Quito es la principal puerta de entrada al Ecuador.  Gracias a sus características técnicas y al trabajo en conjunto entre la empresa pública y Quiport se desarrolla un importante aumento en la conectividad para Quito y el país, cumpliendo así con el objetivo común de fomentar el turismo, intercambio cultural y la generación de nuevos negocios para el Ecuador.