Archivo de la categoría: Salud

Diversos sectores rechazan la propuesta de reforma tributaria del Ejecutivo

El proyecto de Ley Orgánica de Simplicidad y Progresividad Tributaria, propuesto por el Ejecutivo, atravesó el primer debate de la Asamblea Nacional con múltiples críticas.

Uno de los principales puntos que genera preocupación en la sociedad civil está relacionado con el artículo 35 de esta normativa, cuya disposición eximiría a los productores de cerveza artesanal de los mecanismos de marcación y control y un recorte en la tarifa de Impuesto al Consumo Especial (ICE), en caso de ser aprobada.

En el primer debate de este proyecto de ley, el legislador Eliseo Azuero explicó los riesgos de esta medida. Además, calificó de “caprichosa” la decisión de eximir a los productores de cerveza artesanal del SIMAR (Sistema de Identificación, Marcación, Autentificación y Rastreo), del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Para el asambleísta, adoptar esta disposición puede traer retaliaciones y generar una disminución en la recaudación. Según cifras del SRI, el sistema SIMAR permitió un aumento del 528% en la recaudación ICE en el sector de la cerveza artesanal y un incremento del 753% en el registro de contribuyentes desde el comienzo de las operaciones en 2017, pasando de 19 contribuyentes registrados a 162 en la actualidad.

La eliminación de los mecanismos de marcación no solo representa un retroceso para este sector con el retorno de la informalidad y la disminución de la recaudación, también significa riesgos y pérdidas en términos de salud pública. Francisco Plaza, coordinador de la Fundación Médica contra Ruidos, Ambientes Contaminantes, Drogas y Tabaquismo (Fumcoradt), explica que la exclusión de la cerveza artesanal de estos controles expondría a los consumidores a productos falsificados o adulterados.

Por otra parte, señala que lo correcto sería extender la marcación a licores, cervezas y cigarrillos importados. “El objetivo del gobierno debería concentrarse en cerrar las brechas de control. Estos productos son perjudiciales para la salud. Solo causan graves daños en las personas, en las familias. Disminuir el control ni siquiera debería ser considerado como una opción”, enfatiza Plaza.

El Ejecutivo, en reuniones con la Asociación de Cerveceros Artesanales, planteó estas medidas, como un incentivo para este sector en crecimiento, otorgándole más importancia al factor económico. Sin embargo, esta decisión contradice la potestad de fiscalización del SRI, que señala la capacidad de definir mediante resolución los productos que desea controlar con mecanismos como el SIMAR.

Para el galeno, el trato diferenciado para la cerveza artesanal podría estimular a que otros sectores soliciten algo similar, como la industria tabacalera o licorera. “Esta situación provocaría un retroceso enorme en las políticas sanitarias del Ecuador. El estado pierde cantidades incuantificables de dinero para tratar adicciones. El objetivo debería estar dirigido a establecer un “control total” de estos productos, tanto de producción nacional como importados, y aumentar progresivamente los impuestos, para disminuir su consumo”, señala el médico.

En este aspecto coincide la Alianza Anti Tabaco del Ecuador. La organización señaló que estará “vigilante” frente a la propuesta de Reforma Tributaria. Esta decisión fue adoptada, debido a la propuesta de reducir el ICE a los cigarrillos (de USD 0,16 por cigarrillo a USD 0,09), que quedó plasmada en el informe aprobado para segundo debate de la Ley de Crecimiento Económico, que fue negada por la Asamblea el pasado 17 de noviembre de 2019.

“Solicitamos se mantenga o aumente el ICE a cigarrillos en USD 0,16 por unidad, descartando la posibilidad de reducir el impuesto”, manifestó la organización en su cuenta de Twitter.

Además, la Alianza Anti Tabaco hizo hincapié en que se grave con un impuesto igual a los cigarrillos electrónicos y productos con tabaco calentado, para los cuales el proyecto de reforma tributaria solo contempla una tarifa de ICE de 50%, mientras que para el tabaco normal y sus derivados se establece una tarifa de ICE de 150%.

A nivel internacional, el país es reconocido por las políticas que aplica para el control del tabaco y cerveza, entre ellas las restricciones al consumo, la carga de impuestos y por los sistemas de marcación y control.

La aplicación de estos sistemas es reconocida como una buena práctica pública y es recomendada por organismos internacionales con la OMS, el FMI y el Banco Mundial, cuyo objetivo es la protección de la salud de los consumidores, la protección de los recursos fiscales y la competencia leal entre agentes económicos.

Según los expertos, la nueva ley de reforma tributaria destruye los avances logrados en materia sanitaria, tributaria y económica. “El daño provocado por este proyecto de ley es integral. Todos salimos perdiendo, pero la mayor afectación recae sobre la salud de los ecuatorianos”, concluye Francisco Plaza.

Día Mundial de la Diabetes: ¿Cuánto cuidamos lo que comemos?

El 14 de noviembre de cada año se conmemora el Día Mundial de Prevención de la Diabetes, una fecha decretada por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, con el objetivo de aumentar la concienciación global sobre esta enfermedad silenciosa.

En el mundo hay alrededor de 415 millones de personas con diabetes, según datos de la FID, debido al acelerado aumento del sobrepeso, la obesidad y la inactividad física y se estima que aumente a 640 millones en 2040. Además, se prevé que la diabetes será la séptima causa de muerte a escala global para el 2030.

Existen dos formas de diabetes: La de tipo 1, en la que el organismo no produce insulina, y la de tipo 2, en la que el organismo no utiliza eficazmente la insulina, también conocida como diabetes mellitus. La diabetes tipo 2 es la que genera mayor afectación en la población ecuatoriana.

Cerca de 2.000 personas fallecieron en Ecuador en 1997 a causa de la diabetes mellitus o tipo II. En 2017, la cifra de muertes ascendió a casi 5.000, un incremento del 158%, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

La diabetes es la segunda causa de muerte en el país después de las enfermedades isquémicas (infartos). La organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que un 7,8% de la población ecuatoriana padece esta enfermedad.

A nivel local, la situación se torna alarmante. Informes del Ministerio de Salud Pública (MSP) detallan que el 42% de residentes en Quito padecen obesidad y sobrepeso, debido a problemas de nutrición, convirtiéndolos en potenciales víctimas de padecer diabetes.

Por estas razones, los especialistas consideran que es importante enfatizar en la prevención de esta enfermedad y el cuidado adecuado de las personas con este padecimiento a través de la alimentación. María Teresa Onetto, nutricionista del Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, menciona que “todas las personas deberíamos comer como las personas con diabetes, esto significa, tener horarios, comer en porciones, evitar grasas y azúcares”.

Prediabetes, la importancia de la prevención

Aunque la prediabetes no es considerada como una enfermedad por la OMS, los expertos en salud insisten en la detección temprana y prevención para combatir este mal. La descripción de la prediabetes aparece en el catálogo de Clasificación Internacional de Enfermedades como hiperglicemia (niveles altos de azúcar en la sangre).

Esta alteración predispone al desarrollo de diabetes. Sin embargo, con un tratamiento nutricional oportuno y ejercicio puede revertirse y curarse. Los factores de riesgo principales para desarrollar esta condición son: sobrepeso y obesidad, sedentarismo, dietas alta en calorías, carbohidratos, azúcares, grasas saturadas y trans y aumento de la grasa visceral e hígado graso.

En este sentido, la nutrición es uno de los pilares en el tratamiento de la prediabetes. La nutricionista mexicana Hania González Terrones brinda recomendaciones para tratarla.

Mantener un peso saludable: Se pueden prescribir dietas hipocalóricas o restrictivas que ayuden al paciente a perder el exceso de peso y grasa. Este tipo de programas nutricionales siempre deben ser complementadas con ejercicio.
Consumir carbohidratos de bajo índice y carga glucémica: Estos carbohidratos son ricos en fibra y tienen bajas cantidades de azúcares. Los azúcares añadidos, las harinas blancas y las harinas refinadas deben consumirse con moderación. Para seguir disfrutando de los sabores dulces, se puede sustituir el azúcar por edulcorantes no calóricos.

Preferir las ‘grasas buenas’: Las grasas que se recomiendan en pacientes con prediabetes son las grasas omega 9 (provenientes del aceite de oliva) y las grasas omega 3 (provenientes del pescado). También puede incluirse una cantidad moderada de grasas omega 6 (provenientes de aceites vegetales). Se deben evitar las grasas saturadas (de origen animal) y las grasas trans (alimentos fritos o empalizados).

Alimentarse con suficientes micronutrientes: Se debe garantizar la cantidad y variedad adecuada de vitaminas y minerales. En caso de que no se cubran los requerimientos necesarios con la dieta, se pueden agregar suplementos multivitamínicos y minerales.

Ingerir niveles adecuados de fibra: Es recomendable 14 gramos de fibra por cada 1.000 kcal en la dieta. Lo ideal es combinar fibras solubles con insolubles e incluir inulina, avena, frutas, verduras, linaza, entre otras.

Favorecer una adecuada hidratación: En promedio se deben consumir al menos entre 30 y 40 mililitros de líquidos por cada kilogramo de peso.

Comer de forma adecuada: Se sugiere realizar 5 comidas al día; 3 comidas principales y 2 ‘snacks’ o entre comidas. Sin embargo, también es importante señalar que todos los consejos nutricionales deben individualizarse en cada paciente y ser siempre supervisados por un experto en nutrición.

Edulcorantes en la diabetes

Los edulcorantes se encuentran regulados por diversos organismos de control como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). La ventaja de estos aditivos es su potencial endulzante que, según los expertos, supera al azúcar común. Sin embargo, para tener un mejor control glucémico es necesario combinar su uso con una dieta saludable y un estilo de vida activo.

La nutricionista chilena María Teresa Onetto sostiene que los edulcorantes “aportan sabor dulce a alimentos y preparaciones, sin tener calorías ni subir la glicemia . Son aditivos alimentos clave para el control de la diabetes, mantener óptimos niveles de glucosa en sangre, disminuir el peso corporal y evitar al máximo azúcar”.

Gracias a los endulzantes, de acuerdo con los especialistas médicos, las personas con diabetes pueden seguir con mayor facilidad los planes nutricionales y tratamientos. “Los endulzantes no calóricos nos permiten que la alimentación sea más fácil de seguir y menos restrictiva, ya que se puede seguir disfrutando de los sabores dulces, pero sin los efectos que tiene el azúcar”, recalca la nutricionista chilena.

¿Cuál es el síndrome de personas que no pueden parar de aprender?

El síndrome de la persona exploradora: ¡No puedo parar de aprender!

Algo empezó a llamarle la atención. Había muchas personas así: les pirraba aprender y buscaban trabajos que parecían llevarles, más que a la oficina, a la aventura. «Esto es un patrón», pensó Arancha Ruiz.

Eran demasiados. Más que unos raros, parecían una especie. No resultaban conocidos; mucho menos, catalogados. No tenían nombre ni identidad.

La consultora de talento agudizó la observación, buscó los parecidos y anotó las palabras que se repetían en la boca de todos. Después consultó el hallazgo con psicólogos y científicos. Ninguno le rebatió una letra cuando ella dijo: «He detectado que hay personas adictas al aprendizaje».

Tan solo uno de los expertos apuntó un matiz:

—¿Adictos? ¿Crees que adictos es la palabra adecuada?

La adicción es una voz que suena a fango y perdición. Mejor sería dar otro nombre a este destacamento de individuos que forman la avanzadilla del mundo. A Ruiz le pareció bien. Lo rumió un rato y lo que al principio llamó «adicción al aprendizaje» lo convirtió en «síndrome del explorador».

La asesora vio que las personas con este hambre feroz de aprender optan por un mismo tipo de trabajo. «En su carrera profesional, si oyen la palabra nuevo, dicen: ¡Voy! Les encantan los retos. En cambio, la palabra procesos les echa para atrás. Si creen que no van a tener libertad para aprender, se van. Necesitan explorar».

Los une algo más: «Odian las etiquetas». Ese oficio escrito en su tarjeta de visita les oprime como el nudo de una corbata. Esa etiqueta es una celda que los arrincona en una identidad para toda la vida y una actividad que se repite una y otra y otra vez. Esa profesión los convierte en humanos mecánicos que, a ojos de los demás, no sirven más que para una faena. Es una maldición; un ‘eres peluquero, pues solo a cortar pelos’.

Esto no funciona en los individuos con síndrome del explorador. «Es muy difícil ubicarlos», dice Ruiz. «Dan la sensación de que están dispersos porque no se cierran a algo en concreto. No paran de dar vueltas porque están buscando».

Algo más los une: aman los comienzos. Les gusta la fase de arranque, el punto de partida. «Son iniciadores y emprendedores».

Poco a poco, consultoría tras consultoría, Ruiz llegó a una conclusión: «Para estas personas, la exploración no es un medio; es el fin». No es una forma de llegar a la meta; es la meta misma.

Puede que sea una actitud, una habilidad. Incluso un modo de vida. «A estas personas el aprendizaje les produce placer. Les genera una satisfacción que no les da ninguna otra cosa». Ruiz aclara que no habla de los empollones que se encierran en una biblioteca a memorizar temarios: «Estudiar es distinto. El ámbito académico es un entorno conocido en el que las personas inseguras se sienten cómodas porque todo está establecido. Les resulta familiar y se sienten protegidas».

Los exploradores, en cambio, se ahogan en las rutinas y las actividades blindadas en lo de siempre. «Ellos están en un continuo modo ON. Es gente que necesita destinar parte de su tiempo de trabajo a investigar y probar cosas nuevas», indica la experta en gestión de talento.

A veces, la necesidad es tan intensa que esa primera definición de «adicto al aprendizaje» que esbozó Ruiz no es exagerada. «El aprendizaje genera placer y el placer puede llevar a una adicción». Este afán de descubrir tiene mucho en común con la necesidad de café, tabaco o azúcar. Empieza por hacerse necesario, continúa haciéndose imprescindible y acaba provocando ira si no se tiene. Es un pozo sin fondo. Querer saber más y más y más y llegar hasta la ira cuando uno cree que está perdiendo el tiempo. Como si le robaran la vida y la emoción.

En la historia quedan estampas de personas que ya lo sentían. Julio Vernecontaba que se encerraba en su gabinete de trabajo, en el piso más alto y aislado de la casa; echaba dos vueltas a la llave de la puerta, por dentro, para que nadie pudiera abrir, y se hacía el sordo cuando su mujer le gritaba desde fuera para que bajara a tomar el té con las vecinas. El escritor se parapetada, con cerrojo y todo, de aquellas conversaciones hueras que pretendían robarle su tiempo de lectura y escritura.


El embudo creativo

El ingenio resulta de oleadas de curiosidad, lugares nuevos, espacios desconocidos y vivencias inesperadas. Dice la head hunter que los fanáticos del aprendizaje «son más creativos porque la creatividad requiere exploración» y lo explica con una imagen: un embudo en el que van entrando conocimientos y conocimientos hasta que un día se conectan entre sí y sale una idea creativa.

Ese picar aquí y allá nunca se ha entendido («¡A ver si el tío pone ya el huevo en algún lado!», dicen). No se comprende que alguien eche los raíles de un negocio y lo abandone cuando rueda por fin («¡Y ahora que empieza a ir bien, se va el imbécil!», protestan). A pocos le entra en la cabeza que a algunas personas lo que les gusta es crear, empezar, descubrir y cambiar. La monotonía y la rutina es la antesala de su muerte.

Pero la coyuntura actual está sacudiendo esa visión de la vida ideal construida sobre cadenas: un empleo fijo de por vida, una casa donde echar raíces y un matrimonio in sécula seculórum. Eran los tres pilares de la seguridad y la seguridad era la alfombra roja hacia la felicidad. Lo demás era visto como un despendole estupendo.

Esa aspiración inmovilista naufraga en tiempo de transiciones: de la era analógica a la digital, de la era de la información a la era del espectáculo, del capitalismo globalizado al capitalismo de la vigilancia. Y en tiempo de sacudidas sobreviven los más flexibles, los que se adaptan al cambio, los que se esfuerzan por aprender lo nuevo.

Dice Ruiz que los expertos en búsqueda de talento, como ella, están convencidos de que esta capacidad de aprender de forma continua es «la habilidad más valiosa del profesional del siglo XXI». Aunque todo tiene su precio: «El explorador es difícil de gestionar y a las organizaciones les resulta cara la curva de aprendizaje de un empleado».

Es tan importante aprender cada día que se ha hecho necesario un nuevo perfil profesional dedicado a ayudar a otros a aprender mejor: el learning developer o learning manager. «Hay tanta información y tanto que aprender que muchas empresas se han visto con la necesidad de que un experto les ayude a filtrar las fuentes y organizar el conocimiento», indica Ruiz.

Las personas exploradoras son indispensables porque «introducen la innovación en las empresas». Aunque, «¡ojo!», advierte. Tampoco hay que llenar el barco de Shackletons. «Una empresa no puede estar formada solo de exploradores. Necesita perfiles distintos. Hacen falta personas que implementen esas ideas». Marineros que prefieren atar cabos a inventar nudos. O, ya en tierra, el aire acondicionado de la oficina a los vientos inciertos de la aventura.

 

Fuente: Foro Económico Mundial

Bebidas de dieta ayudan a controlar el apetito, según estudio

Aunque todavía existen dudas sobre la eficacia de los productos bajos en calorías como una ayuda contra el sobrepeso, la última evidencia científica ha confirmado que son una gran herramienta para reducir la ingesta de energía y controlar mejor el peso.

Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad de Liverpool publicó un estudio en el que revelan que las bebidas bajas en calorías disminuyen el apetito y provocan que las personas coman menos. Los expertos también revelaron que los consumidores frecuentes de estas bebidas se sentían menos culpables con respecto a su dieta y con más control sobre sus hábitos alimenticios.

Para su análisis, los científicos llevaron a cabo dos experimentos. En el primero, reunieron un total de 120 individuos a los que ofrecieron diversos bocadillos y golosinas que podían ingerir libremente, y descubrieron que los consumidores habituales de bebidas bajas en calorías no comieron de más. Al contrario, su apetito se mantuvo estable y sin excesos. En cambio, quienes no acostumbraban a tomar este tipo de bebidas sí comieron más allá de lo normal.

En un segundo experimento, se ofrecieron los mismos bocadillos a 172 sujetos divididos en grupos, con la diferencia de que sólo algunos podían beber bebidas light. Al final, los investigadores confirmaron que quienes podían tomar este tipo de bebidas, consumieron menos calorías que el resto.

“La reducción en la ingesta de calorías puede estar relacionada con el hecho de que las bebidas light proporcionan placer, un sabor agradable, y la ausencia de sentimiento de culpa cuando se consumen”, explica la doctora Charlotte Hardman, una de las autoras del estudio.

Otro de los fenómenos que observaron los expertos es que los consumidores frecuentes de bebidas bajas en calorías se sentían en control de su apetito, no eran tan propensos a comer en exceso y disfrutaban más de sus comidas, al contrario de quienes no estaban habituados a estas bebidas.

“Cambiar las bebidas azucaradas por bebidas bajas en calorías puede ser una buena alternativa para reducir la ingesta de energía”, concluye la doctora Hardman. “Ya sabemos que las personas no compensan con otros alimentos esos azúcares que dejan de consumir gracias a los productos light. Esto significa que los edulcorantes no calóricos o bajos en calorías pueden tener un efecto positivo en el control de peso”.

Asociación Internacional de Edulcorantes: “Los endulzantes no calóricos usados en las bebidas de dieta son seguros”

La Asociación Internacional de Endulzantes (ISA, por sus siglas en inglés) emitió en días pasados un comunicado en respuesta a un estudio publicado en la reciente edición de la revista JAMAL Internal Medicine de la Asociación Médica Estadounidense, en donde se menciona que el consumo de bebidas gaseosas estaría relacionado con un mayor riesgo de muerte.

El estudio observó a 450 mil europeos durante 16 años y llevo un registro de mortandad entre todo tipo de consumidores de gaseosa, tanto los que prefieren bebidas azucaradas como aquellos que gustan de consumir las versiones light o con sustitutos de azúcar. El principal resultado de este análisis determinó que las personas que consumen estos productos con edulcorantes no calóricos, tienen una probabilidad del 26% de morir de forma prematura.

Ante la insinuación de que beber gaseosa de dieta podría ser aún más mortífero que ingerir la versión clásica, la Asociación Internacional de Endulzantes aclaró que “el enfoque de este estudio es observacional”. Por esta razón, “se determinó que no se puede probar ninguna relación entre causa y efecto”, señala el comunicado.

“Si ponemos en contexto nuestros resultados con otros estudios publicados, quizá sería prudente reducir el consumo de todas las gaseosas y remplazarlas con alternativas más saludables, como el agua”, sostuvo Amy Mullee, especialista en University College Dublin y una de los cincuenta investigadores que trabajaron en el estudio, de acuerdo con una publicación de El New York Times en español.

La asociación ISA respondió ante estas declaraciones que “no hay evidencia de que el consumo de edulcorantes bajos en calorías aumentaría el riesgo de enfermedades cardiovasculares en humanos”. Justificaron su postura basándose en los datos de estudios[2] clínicos[3] de importantes organizaciones de la salud como Asociación Médica Británica o la Asociación Americano del Corazón, que muestran que “los edulcorantes bajos en calorías no afectan negativamente los factores de riesgo conocidos, como presión arterial, niveles de lípidos en sangre, glucemia o peso corporal”, detalla el pronunciamiento oficial.

La Asociación Internacional de Endulzantes concluyó que el mecanismo que se utilizó para este estudio presenta muchas limitaciones, puesto que incluye el uso de datos de referencia, donde la evaluación de la exposición (medida de la ingesta) se recopiló solo una vez (entre 1992 y 2000), y esto se ha asociado a eventos de hasta 20 años después.

“Además, el uso de los datos de ingesta recopilados varía según el país. De hecho, estas limitaciones pueden producir asociaciones inconsistentes y sesgadas entre las bebidas dietéticas y la mortalidad o los resultados cardiometabólicos”, enfatiza el comunicado.

En la actualidad, los edulcorantes se encuentran regulados por diversos organismos de control como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). La ventaja de estos aditivos es su potencial endulzante que, según los expertos, supera al azúcar común. Sin embargo, para tener un mejor control glucémico es necesario combinar su uso con una dieta saludable y un estilo de vida activo.

Un mechón de rosa por el cáncer de mama

Issue, a través de su línea Crazy Color, tinturación en crema semi permanente lanza la campaña ” Tíñete de color rosa” por el mes del cáncer, como símbolo de apoyo.

Esta campaña busca promover la conciencia sobre la detección temprana del cáncer de mama e invita al público a teñirse un mechón de cabello en tono rosa y ser parte activa de la causa, a través de redes sociales.

La actividad será durante todo el mes de octubre, en los principales autoservicios del país y contará con la ayuda de expertos para teñir el cabello.

Tratamiento para pacientes de esclerosis múltiple ya está disponible en Ecuador

Mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen esclerosis múltiple genera innovación en los tratamientos a esta patología que aún no tiene cura. En este contexto, se presentó la conferencia “Mavenclad: un enfoque innovadoramente simple”, espacio donde el neurólogo mexicano José Flores, compartió logros y casos documentados de la terapia de reciente introducción en la región, ya disponible en Ecuador.

La conferencia del doctor Flores fue oportunidad para profundizar sobre la aplicación del nuevo tratamiento oral en tabletas con Cladribina (Mavenclad®), que se administran durante un máximo de 20 días distribuidos en dos años, con un efecto que se prolonga por 36 meses para los pacientes con esclerosis múltiple. El tratamiento oral en ciclos cortos es una alternativa a las terapias tradicionales suministradas diaria, semanal o mensualmente a partir de tabletas, infusiones, sueros e inyecciones que deben ser suministradas de por vida. Con apenas un máximo de 10 días de tratamiento oral en un año, Cladribina tabletas ayuda a una mejor adherencia al tratamiento y mejora la calidad de vida del paciente.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad neurológica crónica e inflamatoria del sistema nervioso que afecta principalmente a las mujeres de 20 a 40 años. América Latina tiene una incidencia promedio de 50 casos por cien mil habitantes de esclerosis múltiple; en Ecuador 5 de cada 100 mil personas padecerían esta afección crónica inflamatoria del sistema nervioso.

Aunque la enfermedad aún no tiene cura, para el neurólogo mexicano José Flores, los nuevos tratamientos están mejorando la calidad de vida de los pacientes. “El nuevo tratamiento permite ofrecer las tres cosas que buscamos los médicos en un fármaco, para el tratamiento de esta enfermedad, el control de la EM a largo plazo, una posología o administración muy sencilla y alta eficacia y seguridad, con efectos adversos manejables.

Flores explicó que la Cladribina tabletas es un inmunosupresor selectivo, que no afecta a la inmunidad innata de las personas, sino únicamente a la adquirida, específicamente a los linfocitos B y T que son los causantes de la enfermedad. Esto quiere decir que este medicamento para la esclerosis múltiple no ataca a todo el sistema de defensas, sino únicamente al que no está funcionando de forma adecuada; de ahí que las personas están mucho menos vulnerables a adquirir cualquier otra infección.

Respecto a la innovación en tratamientos para la esclerosis múltiple, el experto destacó la importancia de medicamentos que favorezcan un mayor porcentaje de NEDA (No Evidencia de Enfermedad Activa) para el paciente, a través de las Drogas Modificadoras de la Enfermedad (DME). De acuerdo con Merck, desde que iniciaron los estudios clínicos de Mavenclad en el 2010, 12 mil pacientes-año han sido tratados y más de 12 mil, desde el inicio de su comercialización mundial en 2017; todos con muy buenos resultados, alcanzando un NEDA de 47%, uno de los más altos entre los diferentes tratamientos.

Para Flores, gracias al avance de la investigación científica, “debemos empezar a borrar de la mente que la esclerosis múltiple es sinónimo de silla de ruedas. Con estas nuevas opciones de tratamiento, la probabilidad de que el paciente termine en una es prácticamente nula”, dijo el mexicano, quien concluyó recordando la importancia de estar atentos a ciertas señales de alerta de presencia de la enfermedad como falta de visión en uno o más ojos y alteraciones en la marcha o coordinación que persisten más de 24 horas.

Para Flores los recientes logros y la innovación en el tratamiento de la esclerosis múltiple, da lugar a la idea de que la ciencia cada vez está más cerca de la remielinización, es decir, en la generación de nuevas capas de mielina, la sustancia presente en las neuronas (células del cerebro), que sufre daños de forma autoinmune como consecuencia de la esclerosis múltiple y que puede causar afectaciones en las capacidades físicas. En este sentido, Flores resaltó que “este sería el avance más grande antes de la cura”.

Flores compartió que el nuevo tratamiento para la esclerosis múltiple ya tiene experiencia en Latinoamérica, con once casos documentados en México, relacionados con pacientes que no registran efectos adversos ni abandono. “El mundo empieza a mirar a América Latina como una región de alta importancia y eso facilita el acceso a medicamentos y a entender la enfermedad desde nuestras propias particularidades” afirmó el galeno mexicano, quien destaca que esta patología puede presentar un comportamiento distinto según la geografía.

Flores mencionó algunos factores particulares del comportamiento de la esclerosis múltiple en América Latina, entre ellos etnia y género. El importante componente genético amerindio que existe entre sus habitantes podría influir en el nivel de agresividad de la enfermedad en el organismo, así como en su respuesta a los diferentes tratamientos. Igualmente, mencionó que la esclerosis múltiple en Latinoamérica es más frecuente en mujeres, en concordancia con lo reportado en otras partes del mundo; ya que por cada caso de EM en hombres existirían siete de mujeres, según una publicación realizada en Houston (EEUU), por el doctor Víctor Rivera.

Perfil Dr José Flores, Neurólogo (México)

José Flores es un reconocido médico neurólogo de origen mexicano. Se especializó primero en medicina interna y luego en neurología en el estudio de la esclerosis múltiple, a partir de la experiencia de tener a un miembro de su familia con esta enfermedad. El experto en esclerosis múltiple y docente universitario se ha dedicado intensivamente al estudio de esta enfermedad, lo cual le ha permitido ser autor y coautor de un sinnúmero de estudios, artículos y publicaciones, entre ellos el libro “105 preguntas clave en esclerosis múltiple”. Flores es miembro del Sistema Nacional de Investigadores en México. Actualmente trabaja en varios proyectos relacionados con las enfermedades que afectan la mielina, desde aspectos relacionados especialmente con lo genético.

Acerca de Cladribina

Cladribina (Mavenclad®) es un fármaco aprobado por la la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), la Agencia Europea de Medicinas (European Medicines Agency, EMA) y por las entidades locales de control sanitario de 62 países. En Ecuador, este tratamiento cuenta con Registro Sanitario desde abril de 2019 cuenta con la respectiva autorización de precios del país. El fármaco aún no integra el Cuadro Básico de Medicamentos en Ecuador, y los médicos pueden suscribir el tratamiento a pacientes específicos del sistema de salud pública a través del Anexo 1. Además, el tratamiento está disponible a través de sistemas privados de medicina prepagada y farmacias especializadas.

Acerca de Merck

Merck es un laboratorio fundado en Alemania hace 350 años, el cual se ha consolidado como líder en ciencia y tecnología en el cuidado de la salud, ciencias de la vida y materiales de rendimiento. La compañía tiene un legado de larga duración en lo relacionado con la neurología e inmunología, con una importante experiencia en I + D y experiencia comercial en esclerosis múltiple (EM). El portafolio actual de Merck incluye dos productos para el tratamiento de la EM recurrente, con un sólido canal que se enfoca en descubrir nuevas terapias que tengan el potencial de modular mecanismos patógenos clave en la EM. Merck tiene como objetivo mejorar la vida de las personas que viven con EM, abordando áreas de necesidades médicas no satisfechas. Para obtener más información acerca de Merck, visite www.merckgroup.com.