Archivo de la categoría: Salud

Quito cuenta con uno de los mejores centros para tratamientos de reproducción asistida

El pasado jueves 18 de julio se realizó la inauguración oficial de las nuevas instalaciones del Centro Ecuatoriano de Reproducción Humana. El evento contó con la participación de la comunidad médica. Los participantes recorrieron el centro, guiados por el doctor Pablo Valencia, uno de los especialistas más reconocidos de la región y director del centro, y conocieron de cerca las innovaciones que este clínica ofrecerá a los pacientes en temas de reproducción asistida.

“Han sido varios años de arduo trabajo y capacitación que nos llevaron a este día tan especial, en el que, con mucho orgullo, podemos decir que contamos con un centro 100% equipado para brindar el mejor servicio en medicina reproductiva a nivel nacional y regional”, expresó el médico.

CERHVALENCIA viene de una destacada tradición familiar de especialistas en reproducción asistida, siendo los primeros en el Ecuador en obtener embarazos con el uso de fecundación in vitro, desde hace 25 años. Uno de sus principales logros, junto a un selecto grupo de profesionales del Centro Médico de Fertilidad y Esterilidad de Quito, fue la concepción de Iván Arturo Padilla, el primer bebé probeta fecundado y nacido en el país.

Según cifras del INEC, la tasa infertilidad en el Ecuador está entre el 17 y 20%. La iniciativa de fundar este centro especializado tiene como objetivo satisfacer la necesidad de las parejas ecuatorianas que buscan concebir. En este sentido, el centro ofrece la oportunidad de ser donantes de semen y óvulos, para que la ciudadanía pueda involucrarse y ayudar a cumplir el sueño de muchas parejas que sueñan con ser padres.

La clínica también cuenta con el servicio de la congelación de óvulos, técnica que tiene como objetivo mantener a largo plazo las posibilidades de reproducción. “Desde los 30 a los 36 años es la mejor edad para congelar óvulos. Los obtenidos a los 30 años dan una probabilidad de embarazo de 60%. Pero si se emplean después de los 40 años, la probabilidad baja a un 20%”, enfatizó Pablo Valencia.

El nuevo centro actualmente dispone de cinco pisos equipados con los más avanzados y modernos equipos médicos. Gracias a esta tecnología de punta, se obtienen embriones de alta calidad que garantizan las tasas de fertilidad más exitosas de la región. Sus quirófanos inteligentes están completamente equipados y aseguran cirugías mínimamente invasivas, catapultando a CERHVALENCIA como referente de tratamientos de fertilidad en el Ecuador. “Cerca del 80% de nuestras pacientes logran su embarazo posterior a 3 ciclos de tratamiento”, concluyó el especialista.

Edulcorantes no generan más gusto por lo dulce, según expertos

En tiempos en que la información en línea sobre temas de nutrición puede ser conflictiva y confusa, los profesionales de la salud deben buscar información científica confiable y recurrir a fuentes fidedignas—como autoridades normativas y organizaciones de salud—que basan sus conclusiones en la totalidad de la información disponible basada en evidencias.

Esta necesidad fue uno de los temas de debate, entre los expertos que participaron recientemente en un seminario organizado por la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) en México. Uno de los temas que se debatió fue el supuesto aumento del gusto por lo “dulce” que provocan los edulcorantes no calóricos.

Durante su participación, Emilio Martínez de Victoria, catedrático de Fisiología de la Universidad de Granada en España, explicó que el dulce es uno de los sabores básicos, ya que el cuerpo humano “reconoce” el sabor dulce con la ayuda de los receptores del sabor dulce que se encuentran en la cavidad oral y son responsables por la detección inicial de un estímulo a dicho sabor. “Estos receptores responden a varias moléculas dulces incluyendo azúcares, polioles y edulcorantes”, detalló el especialista.

De acuerdo con los especialistas, el gusto por lo dulce es innato. El ser humano nace con un gusto por lo dulce, sin embargo, éste va disminuyendo conforme alcanza la edad adulta. Una mayor preferencia por lo dulce, durante la infancia, suele reflejar una mayor necesidad energética y nutricional de los menores durante periodos de máximo crecimiento.

En este seminario, también se indicó que, actualmente, no hay evidencias que señalen que una exposición al sabor dulce resulte en un mayor apetito y/o consumo de azúcar o edulcorantes no calóricos. Las investigaciones disponibles demuestran que, después de comer algo dulce, se reduce la afabilidad momentánea y el deseo de comer alimentos más dulces, un fenómeno conocido como “saciedad sensorial específica.”

En ese sentido, la doctora Rebeca López García, toxicóloga y directora de Logre International Food Science Consulting en México, explicó que los edulcorantes, por ser aditivos alimentarios, se añaden a los alimentos para un fin tecnológico específico, como en este caso, para añadir un sabor dulce. Su uso no busca tener ningún efecto en la salud.

Cuando se usan para reemplazar azúcares en la dieta, los edulcorantes brindan beneficios como añadir el sabor dulce que el ser humano requiere por naturaleza, pero sin las calorías del azúcar y, como consecuencia, permiten un mejor control del peso corporal.

“El uso de edulcorantes, en vez de azúcar en el contexto de una dieta estructurada y de programas de pérdida de peso, puede favorecer a la reducción de sobrepeso y mantenimiento de dicha pérdida. Su efecto en el control de peso es modesto, aunque estadística y clínicamente significativo, y más profundo en individuos con obesidad o sobrepeso”, concluyó el especialista Rafael Figueredo, director del Instituto Privado de Nutrición Integral de Paraguay y actual presidente de la Sociedad Latinoamericana de Nutrición (SLAN).

Hospital del IESS de Sangolquí utiliza láser greenlight

Durante tres años, un total de 180 personas han sido intervenidas con cirugía láser greenlight, en el Hospital del Día Sangolquí, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

El procedimiento quirúrgico es mínimamente invasivo, para atender casos de hiperplasia prostática benigna, una afección que produce el agrandamiento, no canceroso, de la glándula prostática.

El láser greenlight, es un rayo verde que vaporiza el tejido prostático, comprime el conducto de orina para mejorar el flujo. El método hace que haya menos sangrado y menos tiempo para la recuperación, máximo 48 horas.

Luis O., paciente de 68 años, que se sometió a esa intervención, dijo: “Al orinar comencé a sentir molestias; me dijeron que tenía la próstata inflamada y que, además, había aumentado su tamaño; tomé medicamentos por más de un año, pero el dolor continuaba. Fue ahí, donde el doctor me recomendó la cirugía con láser. Hoy estoy muy agradecido, me siento excelente”, señaló.

Pedro Cepedo, urólogo de esa casa de salud, mencionó que, “un aumento de volumen del tejido prostático provoca la obstrucción del libre flujo de la orina, por compresión de la uretra prostática”. Indicó que existen diferentes tratamientos para pacientes con este diagnóstico, el farmacológico y el quirúrgico; y su aplicación depende del estado de salud de cada persona.

De acuerdo a cifras del Registro Nacional de Tumores de SOLCA, la tasa estándar de incidencia del cáncer de próstata es de 56.5 por 100.000 habitantes. Por esta razón los médicos recomiendan realizarse un chequeo prostático anual a partir de los 45 años.

Edulcorantes, un aliado para el control de peso

La obesidad es uno de los principales problemas que enfrenta la población y cada año mueren más de 2,8 millones de personas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó a este trastorno como una epidemia, debido a su acelerado incremento a nivel global.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) reveló, en 2013, datos poco alentadores: Más de un cuarto de la población tenía sobrepeso y obesidad. En contraste, un reciente estudio realizado por la red de expertos NCD-RisC midió el crecimiento de la tasa de obesidad en países de Latinoamérica en los últimos 34 años y demostró que Ecuador es uno de los que más ha reducido sus cifras.

Sin embargo, el reto todavía es grande en el país. Se estima que 6 de cada 10 adultos entre 20 y 59 años tienen sobrepeso y obesidad. Además, según datos de la OMS, las enfermedades isquémicas del corazón son la primera causa de muerte en Ecuador. En 2014 se registraron más de 12 mil defunciones relacionadas con este tipo de padecimientos, derivados de la falta de actividad física y los malos hábitos alimenticios.

Beneficios de los edulcorantes para el control de peso

A nivel mundial, las personas han engordado entre 5 y 6 kilos en los últimos 31 años, según un estudio del Imperial College de Londres. Esta investigación analizó el peso de más de 112 millones de personas en 200 países del mundo entre 1985 y 2016.

Ante esta crisis de obesidad que se vive en casi todo el mundo, los productos bajos o sin calorías se han vuelto muy populares, debido a que son considerados como una herramienta adicional para controlar el peso y disminuir la ingesta de calorías.

La mayoría de los expertos coinciden en que, como sustitutos del azúcar, los edulcorantes no calóricos son pueden formar parte de un plan de alimentación y realización de actividad física para quienes quieran cuidar su peso. Sin embargo, existe controversia respecto a su consumo y los efectos que pueden tener sobre el peso corporal.

Con el fin de aclarar la controversia, el doctor Brian Cavagnari, experto en Ciencias de la Salud de la Pontifica Universidad Católica Argentina, analizó los estudios más relevantes sobre edulcorantes y sus efectos en el peso corporal.

Cavagnari descubrió que el consumo de productos bajos o sin calorías invariablemente conduce a un ahorro de calorías, independientemente de una posible compensación, que no afecta al peso corporal. El experto también analizó las diferencias entre beber agua e ingerir bebidas con edulcorantes no calóricos en individuos con sobrepeso.

Uno de los estudios más importantes se realizó en 2016 y reunió a 303 adultos obesos que se dividieron en dos grupos. Durante un año, el primer grupo bebió sólo agua y el segundo, bebidas sin calorías. Al final de la investigación, el peso promedio de quienes bebieron agua se redujo entre 2.45 y 5.59 kg, mientras que los que bebieron productos sin calorías bajaron entre 6.21 y 7.65 kg.

Además de estudios e investigaciones, organismos internacionales también avalan el consumo de productos bajos en calorías. En 2018, la Asociación Americana del Corazón, en conjunto con la Asociación Americana de Diabetes, señalaron que los edulcorantes no calóricos pueden facilitar la reducción del consumo de azúcares, así como ayudar a controlar el peso y generar beneficios sobre los parámetros metabólicos.

Edulcorantes: ¿Son buenos para tratar la diabetes?

En el mundo hay más de 347 millones de personas con diabetes, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido al acelerado aumento del sobrepeso, la obesidad y la inactividad física. Se prevé que la diabetes será la séptima causa de muerte a escala global para el 2030.

Existen dos formas de diabetes: La tipo 1, en la que el organismo no produce insulina; y la tipo 2, en la que el organismo no utiliza eficazmente la insulina, también conocida como diabetes mellitus. La diabetes tipo 2 es la que genera mayor afectación en la población ecuatoriana.

Cerca de 2.000 personas fallecieron en Ecuador en 1997 a causa de la diabetes mellitus o tipo II.  En 2017, la cifra de muertes ascendió a casi 5.000, un incremento del 158%, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

La diabetes es la segunda causa de muerte en el país después de las enfermedades isquémicas (infartos). La organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que un 7,8% de la población ecuatoriana padece esta enfermedad.

A nivel local, la situación se torna alarmante. Informes del Ministerio de Salud Pública (MSP) detallan que el 42% de residentes en Quito padecen obesidad y sobrepeso, debido a problemas de nutrición, convirtiéndolos en potenciales víctimas de padecer diabetes.

El tratamiento anual para una persona con diabetes avanzada puede costar alrededor de USD 25.000. En este sentido, los edulcorantes son una alternativa asequible y cómoda para las personas con este padecimiento, ya que pueden utilizarlos como un sustituto del azúcar.

Edulcorantes en la diabetes

Un reciente congreso de la Federación Mexicana de Diabetes, realizado en Acapulco, expuso resultados científicos actuales sobre los edulcorantes y sus beneficios para el organismo, ante profesionales de la salud y pacientes diabéticos.

Héctor Sánchez Mijangos, presidente de la Federación y Marisol Gil Pérez, presidenta de la ONG Historias de Vida y Azúcar, participaron en las conferencias encargadas de esclarecer cómo deben usarse los edulcorantes entre las personas con diabetes y adaptarlos a su dieta, con el aval de la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA, por sus siglas en inglés).

Sánchez Mijangos señaló que, cuando se usan los edulcorantes para reemplazar el azúcar en el contexto de una dieta controlada, “pueden ayudar a las personas a reducir su ingesta de energía y carbohidratos y, como consecuencia, ayudar a controlar con más efectividad su peso corporal y niveles de glucosa”.

Durante la conferencia titulada Sustitutos de azúcar: ¿son para mí?, Marisol Gil Pérez invitó a los asistentes a compartir sus experiencias, tras lo cual ella señaló algunos puntos clave sobre su consumo. La experta indicó que los edulcorantes han superado las verificaciones necesarias para su uso en alimentos y no provocan efectos adversos.

“Los edulcorantes son una opción segura para endulzar las comidas. La clave es llevar una correcta nutrición e incluir los sustitutos de azúcar en el marco de un plan de alimentación que aporte las vitaminas y minerales esenciales”, destacó la especialista.

Los edulcorantes se encuentran regulados por diversos organismos de control como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

La ventaja de estos ingredientes es su potencial endulzante que, según los expertos, supera al azúcar común. Sin embargo, para tener un mejor control glucémico es necesario combinar su uso con una dieta saludable y un estilo de vida activo.

Ecuador aprueba nueva terapia contra la esclerosis múltiple

Nueva terapia en tabletas de cladribina (Mavenclad®) para tratar la Esclerosis Múltiple por vía oral fue aprobada por entidades de control sanitario de Ecuador, el pasado 12 de abril de 2019.

Ecuador se suma a los 50 países donde Mavenclad está aprobado por las entidades de regulación sanitarias y de salud.  Este tratamiento aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) y por la European Medicines Agency (EMA), cuenta con registro sanitario y actualmente se encuentra cumpliendo los procesos regulatorios relacionados con la fijación de precios, previo a su comercialización en el Ecuador.

Mavenclad es un tratamiento oral para la esclerosis múltiple, único por su innovación en cuanto a mecanismo de acción y posología. Este fármaco está compuesto por Clariblina (Mavenclad®) y ha sido desarrollado por Merck, laboratorio líder en ciencia y tecnología con 350 años de trayectoria, con el objetivo de ofrecer una mejor calidad de vida a quienes padecen de esta enfermedad del sistema nervioso.

Para la doctora Rita Vivero, Directora Médica de Merck en Ecuador, “Los medicamentos orales están revolucionando la terapia para pacientes con esclerosis múltiple por su comodidad posológica y la adherencia que generan, entre otros aspectos. La importancia de este lanzamiento es que, a diferencia de otros medicamentos orales disponibles, que deben administrarse diariamente y de por vida, estas tabletas se administran en ciclos cortos, con mayor y más prolongada eficacia. El tratamiento requiere de un máximo de 20 dosis distribuidas en dos años, cuyo efecto se prolonga por 4 años.”

A diferencia de otros medicamentos que debían administrarse diariamente de por vida, estas tabletas se administran en ciclos cortos y con mayor y más prolongada eficacia. El tratamiento requiere de un máximo de 20 días distribuidos en dos años, cuyo efecto se prolonga por 4 años.

Desde su comercialización mundial, 4.000 pacientes han sido tratados con Mavenclad, y un total de 11.000 pacientes año desde que empezaron los estudios clínicos del medicamento en el 2010; todos con muy buenos resultados.

Como parte de los tratamientos para la esclerosis múltiple, los especialistas buscan medicamentos o Drogas Modificadoras de la Enfermedad (DME) que permitan a sus pacientes permanecer en el mayor porcentaje de NEDA (No Evidencia de Enfermedad Activa), Mavecland tiene un 47%, uno de los más altos logrados por los tratamientos para EM. Esto se refleja en 80% de pacientes sin recaídas, 91% de pacientes sin progresión de la discapacidad y hasta 87% sin lesiones cerebrales con actividad detectable por Resonancia Magnética, a 4 años

La seguridad de Mavenclad tabletas ha sido probada durante su fase de investigación y seguimiento de más de 8 años, lo que asegura un perfil de seguridad sumamente positivo con muy pocas complicaciones derivadas de la terapia. Otro de los beneficios es que el medicamento abre la posibilidad de planificar un embarazo a los seis meses del segundo año de tratamiento, situación que no era posible con otros medicamentos.

“Mavenclad permite a la mayoría de los pacientes vivir más tiempo libre de recaídas, sin tener que recordar su medicación diariamente y con un mínimo monitoreo de su enfermedad. Es lo más cercano a una vida sin esclerosis múltiple. Es por esto que, como parte de la constante investigación científica para ofrecer una mejor calidad de vida a las personas que viven con esta enfermedad, nos llena de satisfacción traer esta nueva alternativa al Ecuador”, concluye la Directora Médica de laboratorios Merck en Ecuador.

Sobre la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una afección crónica e inflamatoria del sistema nervioso central y es la enfermedad neurológica incapacitante y no traumática más común en adultos jóvenes. Se estima que aproximadamente 2.3 millones de personas tienen EM en todo el mundo. Si bien los síntomas pueden variar, los más comunes incluyen visión borrosa, entumecimiento u hormigueo en las extremidades y problemas con la fuerza y ​​la coordinación. Las formas recidivantes de la EM son las más comunes.

Edulcorantes no afecten a la microbiota intestinal, afirman estudios

En el Ecuador, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), la diabetes es la segunda causa de muerte después de las enfermedades isquémicas del corazón.

En el 2016, alrededor de 4.906 personas fallecieron por esta enfermedad en el país. Debido a estas cifras, las personas que padecen de diabetes pueden utilizar edulcorantes no calóricos para endulzar sus alimentos y bebidas, pero sin el impacto glucémico que implica el azúcar para este tipo de pacientes.

La Organización Panamericana de la Salud enfatiza que el consumo de edulcorantes no calóricos es seguro para el consumo humano. En el Ecuador alrededor de nueve edulcorantes bajos en calorías son los más comercializados, debido a su aceptación por clientes, que ven en ellos un sustituto del azúcar.

Edulcorantes y microbiota

Recientemente ha surgido preocupación sobre el posible impacto que estos ingredientes pudieran tener sobre la microbiota intestinal, de cuyo equilibrio depende la nutrición, el correcto crecimiento corporal y el desarrollo del sistema inmunológico. Un reciente estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Granada, España, confirma que el consumo de edulcorantes no calóricos no tiene ningún efecto adverso sobre la microbiota.

De acuerdo con el doctor Ángel Gil Hernández, profesor de bioquímica y biología molecular y director del estudio, los edulcorantes son totalmente seguros y no afectan la microbiota intestinal cuando se consumen de acuerdo con los índices de ingesta establecidos. “Las cantidades de edulcorantes que se ingieren actualmente en el mundo están muy por debajo de los límites recomendados y, por lo tanto, su consumo es seguro”, señala Gil Hernández.

Autoridades como la Agencia de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) o la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), entre otras, se encargan de establecer el índice de Ingesta Diaria Aceptable de dichos edulcorantes, a fin de que su consumo sea 100% seguro para la salud. De esta forma, según los expertos, las personas que los utilizan como sustitutos del azúcar pueden sentirse tranquilas y utilizarlos como herramienta adicional para cuidar su consumo calórico.