Archivo de la categoría: Salud

Sustitutos de azúcar mejoran los hábitos de salud

 El consumo de bebidas y alimentos endulzados con sustitutos de azúcar ha aumentado en los últimos años debido, sobre todo, a que éstos ofrecen la posibilidad de llevar una dieta más balanceada. Tan sólo en Latinoamérica se estima que más del 70 % de la población consume este tipo de productos, una tendencia que se observa también en el resto del mundo.
 
Recientemente, en Brasil se elaboró un estudio encaminado a determinar los niveles de consumo de azúcar de mesa con respecto al de sustitutos de azúcar o edulcorantes no calóricos como aspartame, sacarina, ciclamato, acesulfame, sucralosa y estevia. La muestra comprendió un total de 32,749 individuos mayores de 10 años, a quienes se les preguntó si utilizaban azúcar de mesa, edulcorantes no calóricos, ambos o ninguno. Posteriormente, se registraron sus hábitos alimenticios durante un periodo de 12 meses.
 
El equipo de expertos, encabezado por la doctora Luana Silva, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, descubrió que el 87.5 % de la población utilizaba azúcar de mesa para endulzar sus alimentos, mientras que 7.6% recurría sólo a sustitutos de azúcar y 5.1 % usaba ambos. Los consumidores más frecuentes de sustitutos de azúcar eran mujeres, individuos con sobrepeso, pobladores de áreas urbanas, personas con mayor poder adquisitivo y miembros de la tercera edad.
 
Asimismo, los investigadores encontraron que el uso exclusivo de azúcar de mesa significaba un aumento de 186 kcal diarias con respecto a una dieta endulzada sólo con sustitutos de azúcar, un incremento equivalente a un 10% de ingesta calórica cada día.
 
Más todavía, observaron que las personas que únicamente utilizaban endulzantes sin calorías consumían menos productos azucarados y más frutas y verduras, lo cual indicaba un patrón alimenticio más saludable en términos generales.
 
“El consumo de sustitutos de azúcar se asocia con una menor ingesta de energía, y comúnmente se observa en individuos que comen más frutas y verduras”, afirman los expertos. “Esto puede indicar que quienes eligen productos con edulcorantes no calóricos son las personas más conscientes de su propia salud.”
 
El estudio, primero en su tipo elaborado en Brasil a nivel nacional, establece la base para futuras investigaciones relacionadas con el impacto de los edulcorantes sobre la calidad de la dieta y su efecto sobre la nutrición de las personas.

Salud con calidez y calidad

La terapia física y de rehabilitación es sumamente útil para tratar lesiones del aparato locomotor, ya sea desde un esguince simple de tobillo hasta grandes lesiones de cadera o rodilla, además de ser útil en el manejo de pacientes que han sido sometidos a intervenciones quirúrgicas traumatológicas (fracturas, roturas ligamentarias y reconstrucciones por traumatismos) y de ortopedia (cirugía de artroplastía total de cadera, rodilla y hombro, cirugía descompresiva de la columna, correcciones de malformaciones de las extremidades inferiores, cirugía tumoral ósea y de partes blandas, entre otros procedimientos), así como también, lesiones deportivas traumáticas.

Rehabilitación Física y Órtesis es un centro que nace hace siete años y medio, y presta los siguientes servicios:

Fisioterapia

Masaje terapéutico

Rehabilitación física

Drenaje linfático

Confección de zapatos ortopédicos y plantillas

Este centro se caracteriza por tener profesionales de confianza que brindan una cálida atención personalizada. Cuenta con cabinas privadas, horarios flexibles  y amplio parqueadero. 

Conscientes de las necesidades de los clientes, el centro de rehabilitación se preocupa de optimizar el tiempo para que sus pacientes puedan incorporarse rápidamente a sus actividades diarias, luego de restablecer su salud de una manera oportuna y profesional. Además, las sesiones tienen un valor muy accesible por lo que el pago es al contado.

Contactos:

Teléfonos: 02 237 8090 / 02 277 9372 / 0996901054

Facebook: Rehabilitación Física Órtesis

Dirección: Tumbaco, Gaspar de Carvajal y Francisco de Orellana E105, esquina.

Yaruquí, Amazonas N1-90 y Mejía, diagonal al hospital.

 

 

Lucha contra el cáncer en Latinoamérica es afectada por falta de financiación y profesionalización

Texto, foto y vídeo: Agencia EFE
La falta de financiación y la poca profesionalización del personal de salud obstaculizan una eficaz lucha contra el cáncer en Latinoamérica, coincidieron el miércoles 10 de abril, expertos en el tema en un encuentro en Quito.
El viceministro de gobernanza y vigilancia de salud, Carlos Durán Salinas, reconoció que uno de los problemas que están afectando a países de la región es el financiamiento.
Como ejemplo mencionó que, de acuerdo con un estudio científico, el gasto anual en medicamentos contra el cáncer creció en el país 2,5 veces entre 2010 y 2014.
Indicó que, en promedio, un enfermo de cáncer en Ecuador gasta hasta 17.500 dólares en su tratamiento, pero los medicamentos apenas garantizan extender su vida en 2,5 meses.
De esta forma abrió el debate acerca de si ese gasto estaba justificado, en lugar de financiar fármacos paliativos como la morfina, que no están al alcance de todos y son marcadamente más baratos.
En ese sentido, Juan Vásconez, delegado de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para Ecuador, señaló que la financiación de la lucha contra el cáncer en la región no es el adecuado, pues al menos en el país “se sigue teniendo más del 50 % del gasto bolsillo (de los ciudadanos) en temas de salud”.
Vásconez explicó que, aunque existen recursos destinados a solventar esta enfermedad, estos no son optimizados y aseguró que “el reto es voltear a ver este tipo de enfermedades y minimizar o evitar el pago de bolsillo por parte de los pacientes”.
Los especialistas, que se reunieron en el I Foro Efe sobre salud en Ecuador, titulado “Cáncer: retos, oportunidades y casos de éxitos” y realizado en la Universidad Central del Ecuador (UCE), coincidieron en que otra de las grandes deudas que tienen los gobiernos sobre la materia es el impulso a la profesionalización del personal médico especializado.
El médico Wali Mushtaq, jefe del Servicio de Oncología del hospital Eugenio Espejo de Ecuador, advirtió que “hace falta la formación de profesionales, porque si no hay buenos profesionales para la detección oportuna del cáncer, los pacientes seguirán llegando en etapas cada vez más tardías”.
Agregó que la mayoría de los enfermos en la región no tiene un diagnóstico adecuado, lo que conlleva a que los casos sean identificados en etapas tardías “cuando ya hay poco por hacer”.
Tania Soria, coordinadora del programa de Posgrado de Oncología Clínica de la Facultad de Ciencias Médicas de la UCE, expresó que existe una carencia de recursos humanos especializados.
Señaló que, por ejemplo, en Ecuador solo existen entre 90 y 100 oncólogos, aunque se necesitan “por lo menos 500” y resaltó el papel de las universidades a la hora de impulsar la educación, “ya que en la escuela poco se habla del cáncer”, dijo.
Los expertos y facultativos debatieron también acerca del papel de las autoridades en el combate al cáncer y aseguraron que aunque existen políticas públicas al respecto, los países no han logrado saber cómo implementarlas.
Patricia Cueva, directora del Registro Nacional de Tumores de Ecuador, resaltó que esta herramienta no abarca a todo el país y, aunque ha sido fundamental para comprender la incidencia y causas del cáncer, no es suficiente.
Mientras Oderay Larrea, jefa de servicio de Oncología del Hospital de la Seguridad Social Carlos Andrade Marín, lamentó que pese a la información obtenida con el registro, “el gobierno sigue sin tomar acciones concretas, solo se usa para beneficio político y no se mejoran las condiciones de salud”.
Los especialistas instaron a los gobiernos a trabajar más en beneficio de la salud de los enfermos con cáncer y destacaron la importancia del involucrar tanto al Ejecutivo como a las universidades para lograr una lucha más efectiva contra la enfermedad.
“Las instituciones no pueden trabajar solas. No solo se necesitan recursos, sino investigación para desarrollar tratamientos efectivos y que las universidades trabajemos para apoyar y fortalecer los centros de enseñanza con el fin de realizar diagnósticos más oportunos y evitar tantas muertes”, concluyó Fernando Sempértegui, rector de la UCE.