Archivo de la categoría: Turismo

La cantante Mirella Cesa y la surfista Dominic Barona designadas embajadoras turísticas

El ministro de Turismo, Enrique Ponce de León, entregó el miércoles 10 de abril la designación de “Embajadores Turísticas” a la cantante, Mirella Cesa, y a la surfista Dominic Barona, como reconocimiento por su trayectoria y por su aporte en la tarea de dar a conocer a nivel nacional e internacional al país.

El secretario de Estado destacó que este tipo de reconocimiento se entrega a las personalidades que en su ámbito de acción son referentes del país en el extranjero.

“Esta designación es un compromiso para que a donde vayan hablen bien de nuestro país, de lo maravilloso que es nuestro Ecuador”, señala en un comunicado el ministro Ponce de León.

En el caso de la cantante Mirella Cesa la declaratoria responde a su valioso aporte a la música y su logro obtenido en el Festival de Viña del Mar 2018, el pasado 25 de febrero, donde se alzó la Gaviota de Plata por Mejor Intérprete Internacional.

Además, Cesa es una orgullosa embajadora turística del Ecuador, quien durante sus giras musicales en otros países siempre resalta las maravillas del país y la calidez de su gente.

“Estoy orgulloso de nuestra Mirella porque es identidad. Es una fiel representante de nuestro país y siempre luce algo lindo de Ecuador con tanta elegancia, belleza y discreción”, expresó el Ministro de Turismo.

La artista guayaquileña aseguró que “todos somos embajadores de nuestro país con nuestra actitud” (…) “lo mejor es que cada uno de nosotros, desde nuestro trabajo, intentemos llevar el nombre del Ecuador en alto e invitemos a los demás a que vengan porque tenemos un tesoro y hay que compartirlo”.

Promocionar al mundo
De su parte, Dominic Barona es una destacada deportista nacional que en la disciplina del surf ha alcanzado varios logros, el último fue el título de la fecha WQS 1000 de Mar del Plata, en Argentina.

La surfista ecuatoriana, nacida en Montañita (provincia de Santa Elena), agradeció el reconocimiento y dijo que es un honor representar al país y “darle alegría a los ecuatorianos”.

“Y es que cada día es una nueva oportunidad para luchar y tenemos que aprovecharlo al máximo”, acotó.

Sobre Barona el ministro Ponce de León manifestó que el reconocimiento compromete a la deportista a promocionar en el mundo al país como un destino para el surf.

Fuente: Agencia Andes

Un paseo por el chaquiñán

Chaquiñán en quichua significa camino a pie o sendero. La ruta ecológica de El Chaquiñán que une a las parroquias: Cumbayá, Tumbaco y Puembo tiene 22 kilómetros con siete paradas  y abastecimiento de agua para los ciclistas que utilizan esta vía.

Texto y fotos: William Morales

El chaquiñán es parte de la antigua vía del tren que comunicaba al norte del país con la ciudad de Quito y es una de las rutas más conocidas por los deportistas.

Esta ruta, antes de ser adecuada para deporte se llamaba del murciélago, porque en el tramo hacia el río Chiche existen tres túneles totalmente oscuros. El más largo tiene 500 metros con miradores que también sirven de iluminación natural.

La ruta ecológica tiene siete portales para retomar fuerzas, desde Cumbayá hasta Puembo.

Para transitar por la ruta ecológica  lo podemos hacer a pie o en bicicleta y empezar desde el Portal Cumbayá que está cerca al parque central, o también desde el centro comercial Scala, el cual se conecta con la ruta a través del puente Chaquiñán que está abierto de lunes a domingo de 06:00 a 19:00.

La ruta está marcada para continuar por el Portal San Pedro hacia Tumbaco. Hay que tomar precaución en el kilómetro 4 porque el municipio está ejecutando obras, pero se puede continuar con la ruta en la vía aledaña que está empedrada y desde el Portal La Viña seguir en el sendero ecológico hasta el siguiente portal que es de La Esperanza, en el kilómetro 11, el cual está antes del descenso hacia el río Chiche. Antes de bajar hacia el río se puede retomar fuerzas en el restaurante Bici Club, en el kilómetro 7, con un delicioso tigrillo y jugos de frutas.

El río Chiche divide a las parroquias de Tumbaco y Puembo.

Luego de un breve descanso, tras el recorrido de 11 km, empezamos el descenso de 2 km hacia el río Chiche, en el puente podemos hacer otra parada para escuchar el sonido relajante del río y observar el paisaje entre dos montañas, entre las parroquias de Tumbaco y Puembo. En todo el trayecto hay miradores con pequeñas casetas para observar el paisaje y tomar fotos.

Al cruzar el puente tenemos el ascenso de 5 km hacia Los Arrayanes de Puembo, aquí se encuentran los tres túneles, uno de ellos con alrededor de 500 metros que tiene luz natural por tres miradores. Si se transita por primera vez es recomendable llevar una linterna y retomar fuerzas en uno de los miradores.

La ruta hacia el río Chiche tiene tres túneles.

 

Desde el portal de Los Arrayanes hasta el centro de Puembo, en el portal La Lomita, hay dos kilómetros de subida no muy  empinada. Luego, la ruta continúa hacia la entrada a Pifo con otros dos kilómetros hasta el portal San José, este es el primer tramo de la ruta. El segundo tramo continúa desde Pifo atravesando la vía hacia el aeropuerto de Quito, pasando por Oyambarillo, Yaruquí y Checa, el cual tiene alrededor de unos 20 km.  Ruta que conoceremos en otro reportaje.

 

 

Descubriendo los valles

A lo largo de la historia, la ciudad Quito, ahora, Distrito Metropolitano ha crecido de manera longitudinal hacia el norte y sur. Sin embargo, en las últimas décadas, esta expansión va hacia los Valles de Tumbaco y Los Chillos.

Texto: Sandra Gómez
Foto: Byron Vera

Valle de Tumbaco

Existen varias razones para esta expansión, como el mejoramiento de las vías de acceso con la Ruta Viva, la vía a Collas, la Simón Bolívar, en contraste al congestionamiento en el centro de la ciudad, la búsqueda de espacios de vivienda más grandes y con mayores espacios verdes, en lugar de espacios reducidos, además la creación del nuevo aeropuerto, universidades y centros comerciales han dado paso a un mayor dinamismo a estos sectores que durante muchos años estuvieron abandonados.

La construcción y operación del Nuevo Aeropuerto de Quito (NAIQ) en el 2013 y de la Ruta Viva (RV) en el 2014 como parte de la infraestructura de su interconexión vial junto con la construcción actual del metro, constituyen quizás en los hechos urbanos que comportan la mayor transformación territorial contemporánea del Distrito Metropolitano de Quito (Bayón, 2014).

La creación de las vías hizo que aumente la plusvalía del sector, por lo que firmas como Uribe y Schwarzkopf se han decidido para crear hermosos conjuntos residenciales y que como resultado de este crecimiento, tanto en Cumbayá, como en Tumbaco se ha formado un circuito de entretenimiento de primer nivel, que comprende centros comerciales, restaurantes, bares, galerías, tiendas de moda y decoración, entre otros.

Sin duda en una metrópoli no pueden faltar centros hospitalarios, y una de los más grandes es el Hospital de los Valles, además cuenta con más de 30 clínicas y laboratorios de todo tipo de especialidades.

Cumbayá en lengua quichua significa “tierra de guabas”, se encuentra a una altura de 2355 msnm, atravesada por el río San Pedro y cerca del cerro Ilaló, cuenta con un clima privilegiado que llega hasta los 28 grados en verano y en las noches más frías de invierno llega hasta los 3 grados.

Tumbaco, por su parte, fue fundada en 1670 está atravesada por los ríos: Machángara, San Pedro, Guayllabamba, Pisque, Chiche, Guambi y está rodeado de varias quebradas. Hay versiones que Tumbaco fue el último de los caciques del lugar que fue conquistado por los Shyris, de ahí su nombre.

Su clima cálido-seco hace un lugar privilegiado para el cultivo y la crianza de animales domésticos, lo que hace que mantenga un aire de campo, el cual sirve para la creación de lugares de esparcimiento y descanso como: “La granja aventura”.

Valle de Los Chillos

El valle de Los Chillos es una tierra fértil. Foto Internet.

El valle de Los Chillos está ubicado al suroriente de la ciudad de Quito. El nombre al valle se lo dio porque fue el granero de la capital donde se cultivaba el maíz de chillo y por la hacienda de Chillo, propiedad de Juan Pío Montúfar, prócer de la Independencia.

El valle está a 2500 msnm y limita al norte por el cerro Ilaló, al sur por el volcán Sincholagua y el Pasochoa, al este por el volcán Antisana y al oeste por la loma de Puengasí. La principal vía que conecta a Sangolquí con la capital es la autopista Rumiñahui, la cual fue construida en la década de los 70, asimismo existe la vía intervalles, entre El Tingo y Tumbaco (sector El Nacional), y la E35 que conecta a Sangolquí con Pifo y el aeropuerto de Quito.

El crecimiento del valle de Los Chillos está alrededor de los ríos Pita y San Pedro que nacen del volcán Cotopaxi. Pero, el sector comercial está en El Triángulo y la vía hacia la Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE) y hacia el ingreso a Sangolquí.

Sin duda, el crecimiento de los valles de Los Chillos y Tumbaco son dignos de admirar y conocer, por eso en cada edición de este medio iremos publicando sobre algunos lugares de esta zona que seguramente te interesarán.