Archivo de la etiqueta: Cáncer

La actriz mexicana Edith González falleció a los 54 años víctima de cáncer

 

La Asociación Nacional de Actores (ANDA) informó en Twitter sobre la muerte de la artista mexicana Edith González, ocurrida en horas de la madrugada del jueves, 13 de junio.

https://platform.twitter.com/widgets.js

González participó en casi 40 telenovelas desde su infancia, entre las que se destacan: “Los ricos también lloran”, “Salomé”, “Rosa Salvaje”, “Doña Bárbara” y “Corazón Salvaje”.

En 2016, la actriz hizo público su diagnóstico de cáncer de ovario, enfermedad que combatió sin dejar del todo la actuación.

//www.instagram.com/embed.js
“Querido pasado, gracias por tus enseñanzas. Querido futuro, estoy preparada. DIOS mío gracias por una nueva oportunidad”, escribió a principios de 2018 en Twitter.

Su última actuación fue ese año en la telenovela “Tres familias”.

La actriz tiene una hija, Constanza Creel González, cuyo padre es el político mexicano Santiago Creel Miranda.

La productora y directora Patricia Reyes Spíndola, quien dirigió a González en “Salomé”, dijo que su muerte es una gran pérdida para la televisión y el teatro en México.

“Es una mujer muy querida, y hablo en presente, porqué siempre va a estar en nuestros corazones”, señaló en entrevista con el canal de noticias ForoTv.

Descubierta entre el público

González Fuentes nació el 10 de diciembre de 1964 en la ciudad de Monterrey, Nuevo León (norte de México), hija de Efraín González, un contador, y Ofelia Fuentes, quien era ama de casa.

Desde los 2 años participó en obras de teatro, como relataba la propia actriz.

Su salto a las pantallas se dio de forma inesperada, pues fue elegida entre el público asistente al programa musical “Siempre en Domingo”, para interpretar un pequeño papel.

En 1971 y con apenas 6 años de edad apareció en su primera telenovela, “Lucía Sombra”, y durante esa década tuvo participaciones en una decena más.

Interpretó a la joven María Isabel Salvatierra en “Los ricos también lloran”, una de las telenovelas más famosas del siglo pasado en México, la cual se retransmitió en países de habla hispana como Colombia, Argentina, Perú y España, así como en Brasil, Italia y Turquía.

A los 11 años apareció en su primera película, “El Rey de los Gorilas”, y a lo largo de las siguientes dos décadas tuvo créditos en otros 15 largometrajes.

En el teatro se destacó por su protagónico en “Aventurera”, una obra musical de la que fue parte 5 años en dos temporadas.

Fuente: BBC

¿Es posible ser madre después del cáncer?

El 19 de octubre se recuerda el día mundial del cáncer de mama para promover su diagnóstico oportuno y prevención. Especialistas señalan que preservar la fertilidad es una opción para las mujeres que no quieren renunciar a la maternidad, luego de enfrentar este padecimiento oncológico.

Preservar la fertilidad es una decisión critica para quienes enfrentan el cáncer de mama. Este padecimiento oncológico es el más frecuente entre las mujeres en todo el mundo y, debido la rigurosidad de los tratamientos, las oportunidades de ser madre muchas veces se ven afectadas. Sin embargo, gracias a la ciencia, es posible preservar los óvulos para concebir después de los procedimientos médicos. A esta técnica se la denomina vitrificación y consiste en la conservación de óvulos jóvenes y sanos, con el objetivo de mantener a largo plazo las posibilidades de reproducción.

Pablo Valencia, especialista en reproducción asistida, considera que el diagnóstico oportuno es la clave para superar el cáncer y también para preservar la fertilidad. “En cuanto el oncólogo o ginecólogo diagnostique un cáncer de mama en mujeres en edad reproductiva, entre 20 a 40 años, debe referir a la paciente a un centro de fertilidad para que, antes de la cirugía y la quimio o radioterapia, exista el tiempo suficiente para realizar técnicas de preservación de la fertilidad como la vitrificación de óvulos”, apunta Valencia.

En Ecuador, según cifras del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censo (INEC), cada año se registran 2.400 nuevos casos de cáncer de mama, es decir, la tasa de incidencia de esta enfermedad es de 32 por cada 100.000 mujeres. No obstante, debido a las campañas de diagnóstico oportuno, los casos reportados han disminuido significativamente. En 2015 se contabilizaron 4.539 casos y en 2016 fueron 3.741 entre mujeres y hombres.

Los tratamientos de este tipo de cáncer suelen emplear métodos altamente gonadotóxicos. La quimioterapia actúa sobre todas las células del cuerpo, destruyendo las tumorales y las sanas al mismo tiempo. La radioterapia, en cambio, puede causar infertilidad o esterilidad permanente, ya que la radiación afecta al útero y a los ovarios de manera irreversible, incluso, en algunas mujeres, luego de someterse a este procedimiento, la menstruación puede tardar meses y hasta años en aparecer.

Pablo Valencia señala que las esperanzas de sobrevivir al cáncer de mama son cada vez más altas y por ello, es necesario pensar en una vida después de la enfermedad, la cual, en múltiples ocasiones contempla el crecimiento familiar. Para ello hay diversos métodos de reproducción asistida, que, dependiendo de la edad y la reserva ovárica de la mujer, pueden garantizar un embarazo.

En Ecuador existen innumerables tratamientos de fertilidad. Sin embargo, la opción más recomendada en estos casos, por la tasa de éxito que bordea el 70%,  es la FIV a través de la técnica de la vitrificación. Otra alternativa es la criopreservación del tejido ovárico, que consiste en la extracción mediante cirugía laparoscópica de la corteza de uno de los dos ovarios para ser congelada y reimplantada al finalizar el tratamiento oncológico.

La edad, según apunta Valencia, es un factor crucial, pues entre más jóvenes sean los óvulos más probabilidades hay de lograr un embarazo. Estos tratamientos son recomendados en mujeres de hasta 40 años, aunque la tasa de éxito varía dependiendo de factores endógenos y exógenos, analizados previo al tratamiento.

Los costos de la fertilidad asistida en el país suelen ser un tema de recurrente preocupación. No obstante los avances médicos han logrado que las prácticas sean cada vez más accesibles. En Ecuador, la colocación de óvulos donados por otra mujer tiene un costo aproximado de seis mil dólares, la vitrificación (congelación de embriones) dos mil quinientos, y las técnicas como la Fecundación In Vitro-ICSI, bordean los cinco mil dólares.

Especialistas en reproducción asistida recomiendan a las pacientes que padecen cáncer de mama u otro tipo de cáncer acudir a tiempo donde un médico certificado en oncofertilidad, para evitar las complejidades propias del tratamiento anticancerígeno y garantizar así la preservación de los óvulos para un futuro embarazo.

Fallece la actriz ecuatoriana Martha Ormaza

La actriz y directora ecuatoriana Martha Ormaza, conocida por sus papeles en la afamada ‘La Marujita se ha muerto con leucemia’ en las tablas y en  ‘Dejémonos de vainas’ en la televisión, falleció este lunes 22 de octubre del 2018.

Ormaza, de 59 años, fue diagnosticada con cáncer en el 2013, y desde entonces combatió a la enfermedad. Una recaída de la misma fue la que terminó apagando su vida.

En los últimos años, se enfocó en la dirección. Tras el pedido de las actrices Carolina Pérez, Carla Yépez y Salomé Velasco tomó la obra ‘Tres historias de mar’, de la dramaturga peruana Mariana de Althaus, de la cual Ormaza dijo a este diario, previo a su estreno en julio 2017: “Siento que hubo un enriquecimiento en nuestras miradas y un replanteamiento de lo que pensamos sobre todo lo que involucra ser mujer. Fue un proceso profundo y removedor”.

De igual forma, desempolvó del baúl de los recuerdos ‘A la luz de los hechos’, de la que se refirió: “Sentía que tenía a un hijo escondido, me siento liberada, siento que llega en el momento preciso”, en septiembre del año anterior.

Para este 24 y 25 de octubre de octubre está previsto el estreno mundial de ‘La serenísima madre de las flores’, una cantanta escrita y dirigida por Ormaza.

Fuente: Diario La Hora

Lucha contra el cáncer en Latinoamérica es afectada por falta de financiación y profesionalización

Texto, foto y vídeo: Agencia EFE
La falta de financiación y la poca profesionalización del personal de salud obstaculizan una eficaz lucha contra el cáncer en Latinoamérica, coincidieron el miércoles 10 de abril, expertos en el tema en un encuentro en Quito.
El viceministro de gobernanza y vigilancia de salud, Carlos Durán Salinas, reconoció que uno de los problemas que están afectando a países de la región es el financiamiento.
Como ejemplo mencionó que, de acuerdo con un estudio científico, el gasto anual en medicamentos contra el cáncer creció en el país 2,5 veces entre 2010 y 2014.
Indicó que, en promedio, un enfermo de cáncer en Ecuador gasta hasta 17.500 dólares en su tratamiento, pero los medicamentos apenas garantizan extender su vida en 2,5 meses.
De esta forma abrió el debate acerca de si ese gasto estaba justificado, en lugar de financiar fármacos paliativos como la morfina, que no están al alcance de todos y son marcadamente más baratos.
En ese sentido, Juan Vásconez, delegado de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para Ecuador, señaló que la financiación de la lucha contra el cáncer en la región no es el adecuado, pues al menos en el país “se sigue teniendo más del 50 % del gasto bolsillo (de los ciudadanos) en temas de salud”.
Vásconez explicó que, aunque existen recursos destinados a solventar esta enfermedad, estos no son optimizados y aseguró que “el reto es voltear a ver este tipo de enfermedades y minimizar o evitar el pago de bolsillo por parte de los pacientes”.
Los especialistas, que se reunieron en el I Foro Efe sobre salud en Ecuador, titulado “Cáncer: retos, oportunidades y casos de éxitos” y realizado en la Universidad Central del Ecuador (UCE), coincidieron en que otra de las grandes deudas que tienen los gobiernos sobre la materia es el impulso a la profesionalización del personal médico especializado.
El médico Wali Mushtaq, jefe del Servicio de Oncología del hospital Eugenio Espejo de Ecuador, advirtió que “hace falta la formación de profesionales, porque si no hay buenos profesionales para la detección oportuna del cáncer, los pacientes seguirán llegando en etapas cada vez más tardías”.
Agregó que la mayoría de los enfermos en la región no tiene un diagnóstico adecuado, lo que conlleva a que los casos sean identificados en etapas tardías “cuando ya hay poco por hacer”.
Tania Soria, coordinadora del programa de Posgrado de Oncología Clínica de la Facultad de Ciencias Médicas de la UCE, expresó que existe una carencia de recursos humanos especializados.
Señaló que, por ejemplo, en Ecuador solo existen entre 90 y 100 oncólogos, aunque se necesitan “por lo menos 500” y resaltó el papel de las universidades a la hora de impulsar la educación, “ya que en la escuela poco se habla del cáncer”, dijo.
Los expertos y facultativos debatieron también acerca del papel de las autoridades en el combate al cáncer y aseguraron que aunque existen políticas públicas al respecto, los países no han logrado saber cómo implementarlas.
Patricia Cueva, directora del Registro Nacional de Tumores de Ecuador, resaltó que esta herramienta no abarca a todo el país y, aunque ha sido fundamental para comprender la incidencia y causas del cáncer, no es suficiente.
Mientras Oderay Larrea, jefa de servicio de Oncología del Hospital de la Seguridad Social Carlos Andrade Marín, lamentó que pese a la información obtenida con el registro, “el gobierno sigue sin tomar acciones concretas, solo se usa para beneficio político y no se mejoran las condiciones de salud”.
Los especialistas instaron a los gobiernos a trabajar más en beneficio de la salud de los enfermos con cáncer y destacaron la importancia del involucrar tanto al Ejecutivo como a las universidades para lograr una lucha más efectiva contra la enfermedad.
“Las instituciones no pueden trabajar solas. No solo se necesitan recursos, sino investigación para desarrollar tratamientos efectivos y que las universidades trabajemos para apoyar y fortalecer los centros de enseñanza con el fin de realizar diagnósticos más oportunos y evitar tantas muertes”, concluyó Fernando Sempértegui, rector de la UCE.