Archivo de la etiqueta: concepción

El tabaco también afecta a la concepción

En el Ecuador, alrededor de 21 personas mueren diariamente por el tabaquismo.

Se estima que al año 7.798 personas fallecen debido al consumo de cigarrillos y las enfermedades que produce. El Ministerio de Salud afirma que las muertes por afecciones ligadas al consumo de tabaco representan el 13,4 % de todas las muertes a nivel nacional.

Fumar causa daños en la mayoría de órganos del cuerpo y disminuye la salud en general de la persona. Entre las enfermedades más comunes por el consumo de tabaco están los cánceres de pulmón, esófago, boca, garganta, estómago y cuello uterino. El tabaquismo constituye una de las causas más comunes de las afecciones respiratorias. Sin embargo, fumar también pone en riesgo la salud de las personas que desean concebir.

El cigarrillo es una de las amenazas más severas para la fertilidad femenina. Los componentes del tabaco afectan el proceso de maduración de los folículos ováricos. Además, las mujeres que fuman con regularidad suelen tener peor calidad ovocitaria y embrionaria. En algunos casos, el consumo de cigarrillos da lugar a que aparezcan anomalías cromosómicas durante la gestación y la menopausia se adelante entre 1 y 4 años.

La fertilidad femenina no es la única que corre riesgo. Los hombres también sufren afectaciones a la calidad de su esperma al consumir tabaco. La nicotina, sumada a algunos componentes tóxicos que se encuentran en la composición de los cigarrillos, puede originar la fragmentación del ADN del espermatozoide.

Según el doctor Francisco Barahona, especialista en fertilidad, son varios los factores ligados al consumo de tabaco que afectan la fertilidad de una persona. “Fumar durante el embarazo influye en el desarrollo normal del bebé. El consumo de cigarrillo puede influir en el crecimiento y aumenta la tasa de parto prematuro. Por otro lado, fumar antes del embarazo también genera secuelas y aumenta las posibilidades de aborto, embarazo ectópico, muerte de los fetos y también hay una mayor incidencia del desprendimiento de la placenta” afirma.

Los fumadores activos y pasivos sufren las secuelas de los químicos tóxicos que contiene el tabaco. Si una mujer es fumadora pasiva, es decir si alguien en su entorno fuma, puede ver afectada su fertilidad y su embarazo, incluso llegando a provocar la muerte del feto. Según Barahona, no existe un consumo mínimo de cigarrillos que no produzca afectaciones en el bebé o en la madre. “Lo ideal sería que la persona deje de fumar antes del embarazo. Los compuestos del tabaco como la nicotina van a disminuir la fertilidad. La recomendación con el cigarrillo es dejar de consumir y en caso de existir adicción, reducir al máximo su consumo” sostiene el especialista.

Las mujeres que fuman regularmente pueden demorarse el doble en concebir a comparación de las mujeres que no consumen cigarrillos. Por esta razón, los especialistas en fertilidad consideran que los tratamientos de reproducción asistida son los más recomendables, para estos casos. La temprana visita a los expertos puede convertirse en una variable decisiva al momento de concebir.

Uno de los tratamientos de reproducción asistida más comunes en el país es la vitrificación. La vitrificación es una técnica complementaria de fertilidad que tiene como fin conservar los óvulos jóvenes. Para ello se hace una punción y se extraen los ovocitos seleccionando los idóneos, posteriormente se cubren en solución salina en una pajuela y se sumergen en nitrógeno líquido donde se pueden preservar por tiempo indefinido. La vitrificación de óvulos es cada vez más accesible para mujeres entre los 30 y los 41 años.

En Ecuador existen innumerables tratamientos de fertilidad. Sin embargo, la opción más recomendada, por la tasa de éxito que bordea el 70 %, es la Fecundación In Vitro (FIV). La colocación de óvulos donados por otra mujer tiene un costo de 6 mil dólares, la congelación de embriones 2.500, y las técnicas ICSI e IMSI, bordean los 5 mil dólares.

La efectividad de estos tratamientos puede verse afectados si el consumo de tabaco es recurrente. Barahona afirma que “a pesar del alto consumo, ha reducido la tasa de personas que llegan con problemas de consumo de tabaco. Se ha visto que las personas ahora toman más conciencia al momento del embarazo, es decir que han reducido el consumo de tabaco o lo eliminan cuando van a tener un hijo”.