Archivo de la etiqueta: Salud

Las escuelas de negocios se inspiran en el caso de Pacari

El modelo de negocio de Pacari siempre llamó la atención de Alexandra Velasco y Fabrizio Noboa, ambos catedráticos de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), quienes en 2014 emprendieron la tarea de escribir un caso de negocios sobre la empresa ecuatoriana que logró transformar la historia del chocolate ecuatoriano. Cinco años después, esta investigación dio frutos y ahora, el caso forma parte del repositorio de  Harvard Business School (Estados Unidos).

La noche del lunes, 25 de noviembre, la comunidad académica conoció sobre el caso Pacari, en el Teatro Shakespeare de la USFQ con la presencia de los autores y los directivos de la empresa chocolatera.

Fabrizio Noboa, uno de los escritores del caso, explicó los motivos que lo impulsaron a desarrollar este trabajo. “No es lo mismo discutir en clase los desafíos que enfrentan Walmart, Apple, Google —por muy interesantes que sean estas empresas— que Pacari. El entorno en el que se desenvuelve Walmart no es el mismo que el de Pacari. De forma semejante, no son similares los recursos con que cuenta cada empresa. Creo que necesitamos hacer reflexiones específicas de la naturaleza de hacer negocios en y desde Ecuador. Pacari tiene una gran historia, que vale la pena compartirla con el mundo”, mencionó el académico.  

En 2016, los autores desarrollaron una primera versión del caso y decidieron presentarlo a la conferencia BALAS 2016 (Business Association of Latin American Studies), en donde fue declarado ganador al mejor caso de negocios.

Gracias a este reconocimiento, Fabrizio Noboa y Alexandra Velasco, recibieron el 7 de julio de ese año la invitación de Harvard Business Publishing para elaborar el proceso de edición del caso y poder llevarlo al repositorio de la universidad. Este proceso terminó el pasado 29 de agosto cuando les notificaron que el caso estaba disponible en el repositorio de esa casa de estudios.

“Les agradezco mucho a todos por este trabajo, que nos ha llevado a ser un caso de éxito de nuestra región para estudio en una de las escuelas de negocios más importantes del mundo. Realmente nos colma el alma de alegría saber que la gente aprende de lo que hacemos en Latinoamérica. Nuestro caso ha sido caminar desde cero y no seguir las reglas del libreto”, expresó Santiago Peralta, gerente y fundador de Pacari.

El ‘Caso Pacari’, además, se utiliza en las aulas del Business School de la USFQ en todos sus cursos de negocios. El principal objetivo de esta investigación es discutir con los estudiantes el propósito de la empresa privada en la sociedad actual, considerando los cambios en un entorno empresarial que cada vez más busca equilibrar las demandas económicas, ambientales y sociales.

“La mayoría de los casos de Harvard enfatizan la necesidad de generar rentabilidad para poder contribuir a la sociedad. El caso de Pacari rompe con ese paradigma, porque antepone el propósito de contribución a la sociedad”, destacó Noboa.

La investigación también reflexiona sobre la contribución de Pacari en el cambio de la industria cacaotera del Ecuador, especialmente por su aporte a mejorar la cadena de valor con la implementación de prácticas de comercio justo y la superación de la barrera para exportar productos con valor agregado, en lugar de materia prima.

Diversos sectores rechazan la propuesta de reforma tributaria del Ejecutivo

El proyecto de Ley Orgánica de Simplicidad y Progresividad Tributaria, propuesto por el Ejecutivo, atravesó el primer debate de la Asamblea Nacional con múltiples críticas.

Uno de los principales puntos que genera preocupación en la sociedad civil está relacionado con el artículo 35 de esta normativa, cuya disposición eximiría a los productores de cerveza artesanal de los mecanismos de marcación y control y un recorte en la tarifa de Impuesto al Consumo Especial (ICE), en caso de ser aprobada.

En el primer debate de este proyecto de ley, el legislador Eliseo Azuero explicó los riesgos de esta medida. Además, calificó de “caprichosa” la decisión de eximir a los productores de cerveza artesanal del SIMAR (Sistema de Identificación, Marcación, Autentificación y Rastreo), del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Para el asambleísta, adoptar esta disposición puede traer retaliaciones y generar una disminución en la recaudación. Según cifras del SRI, el sistema SIMAR permitió un aumento del 528% en la recaudación ICE en el sector de la cerveza artesanal y un incremento del 753% en el registro de contribuyentes desde el comienzo de las operaciones en 2017, pasando de 19 contribuyentes registrados a 162 en la actualidad.

La eliminación de los mecanismos de marcación no solo representa un retroceso para este sector con el retorno de la informalidad y la disminución de la recaudación, también significa riesgos y pérdidas en términos de salud pública. Francisco Plaza, coordinador de la Fundación Médica contra Ruidos, Ambientes Contaminantes, Drogas y Tabaquismo (Fumcoradt), explica que la exclusión de la cerveza artesanal de estos controles expondría a los consumidores a productos falsificados o adulterados.

Por otra parte, señala que lo correcto sería extender la marcación a licores, cervezas y cigarrillos importados. “El objetivo del gobierno debería concentrarse en cerrar las brechas de control. Estos productos son perjudiciales para la salud. Solo causan graves daños en las personas, en las familias. Disminuir el control ni siquiera debería ser considerado como una opción”, enfatiza Plaza.

El Ejecutivo, en reuniones con la Asociación de Cerveceros Artesanales, planteó estas medidas, como un incentivo para este sector en crecimiento, otorgándole más importancia al factor económico. Sin embargo, esta decisión contradice la potestad de fiscalización del SRI, que señala la capacidad de definir mediante resolución los productos que desea controlar con mecanismos como el SIMAR.

Para el galeno, el trato diferenciado para la cerveza artesanal podría estimular a que otros sectores soliciten algo similar, como la industria tabacalera o licorera. “Esta situación provocaría un retroceso enorme en las políticas sanitarias del Ecuador. El estado pierde cantidades incuantificables de dinero para tratar adicciones. El objetivo debería estar dirigido a establecer un “control total” de estos productos, tanto de producción nacional como importados, y aumentar progresivamente los impuestos, para disminuir su consumo”, señala el médico.

En este aspecto coincide la Alianza Anti Tabaco del Ecuador. La organización señaló que estará “vigilante” frente a la propuesta de Reforma Tributaria. Esta decisión fue adoptada, debido a la propuesta de reducir el ICE a los cigarrillos (de USD 0,16 por cigarrillo a USD 0,09), que quedó plasmada en el informe aprobado para segundo debate de la Ley de Crecimiento Económico, que fue negada por la Asamblea el pasado 17 de noviembre de 2019.

“Solicitamos se mantenga o aumente el ICE a cigarrillos en USD 0,16 por unidad, descartando la posibilidad de reducir el impuesto”, manifestó la organización en su cuenta de Twitter.

Además, la Alianza Anti Tabaco hizo hincapié en que se grave con un impuesto igual a los cigarrillos electrónicos y productos con tabaco calentado, para los cuales el proyecto de reforma tributaria solo contempla una tarifa de ICE de 50%, mientras que para el tabaco normal y sus derivados se establece una tarifa de ICE de 150%.

A nivel internacional, el país es reconocido por las políticas que aplica para el control del tabaco y cerveza, entre ellas las restricciones al consumo, la carga de impuestos y por los sistemas de marcación y control.

La aplicación de estos sistemas es reconocida como una buena práctica pública y es recomendada por organismos internacionales con la OMS, el FMI y el Banco Mundial, cuyo objetivo es la protección de la salud de los consumidores, la protección de los recursos fiscales y la competencia leal entre agentes económicos.

Según los expertos, la nueva ley de reforma tributaria destruye los avances logrados en materia sanitaria, tributaria y económica. “El daño provocado por este proyecto de ley es integral. Todos salimos perdiendo, pero la mayor afectación recae sobre la salud de los ecuatorianos”, concluye Francisco Plaza.

¿Qué ejercicio es el más adecuado en cada etapa de la vida?

El ejercicio produce numerosos efectos beneficiosos para la salud. Puede prevenir una serie de afecciones, entre las que se encuentran enfermedades del corazón, la diabetes tipo 2 y algunos cánceres. Pero hay que tener en cuenta que el tipo y la cantidad de ejercicio que se realiza debe adaptarse a medida que cumplimos años. Si quiere asegurarse de que está haciendo el tipo de ejercicio que corresponde a su edad, consulte esta sencilla guía.

Durante la infancia y la adolescencia

En la niñez, el ejercicio ayuda a controlar el peso corporal, contribuye a la salud de los huesos, estimula la confianza en uno mismo y establece patrones de sueño saludables. Las instituciones recomiendan que los niños practiquen al menos una hora de ejercicio diario. Aquí van unos consejos:

Los niños deberían probar varios deportes y desarrollar distintas habilidades, como por ejemplo nadar y patear un balón.

La actividad física no programada, como los juegos en el patio del colegio, también son de gran ayuda.

Los hábitos de ejercicio físico tienden a decaer de manera progresiva durante la adolescencia, especialmente en el caso de las chicas. Realizar una cantidad suficiente de ejercicio ayuda a mantener el cuerpo en forma, así como a controlar el estrés y la ansiedad. Puede fomentar la actividad de sus hijos siguiendo estos dos consejos:

Animar a su hijo adolescente a practicar un deporte de equipo, siempre que sea posible.

A algunos adolescentes no les gustan este tipo de deportes. Para ellos, la natación o el atletismo pueden ser opciones a tener en cuenta para mantenerse en buena forma.

De los 20 a los 30

Alrededor de los 25 años, las personas se encuentran en su mejor momento físico, con los tiempos de reacción más cortos y el VO2 máx (la velocidad máxima a la que el cuerpo puede bombear oxígeno a los músculos) más alto. Tras este pico, el VO2 máx disminuye hasta un 1% cada año, y los tiempos de reacción se amplían. La buena noticia es que la actividad física realizada de manera regular puede ralentizar este declive. Aumentar la masa muscular magra y la densidad ósea durante esta etapa vital ayuda a retenerlas años después.

Diviértase entrenando y pruebe varias disciplinas. Puede intentar jugar al tag rugby (rugby sin contacto con cintas), hacer remo o entrenamiento intenso al aire libre (con monitor).

Si practica ejercicio regularmente, consulte a un profesional del deporte e incorpore la “periodización” a su régimen de entrenamientos. Este concepto implica la división del ejercicio en ciclos progresivos que manipulan diferentes aspectos del entrenamiento, tales como la intensidad, la cantidad y el tipo de ejercicio, con el objetivo de optimizar su rendimiento y hacer posible la práctica de una actividad planificada, como puede ser el triatlón.

De los 30 a los 40

A partir de los 30 años, la carrera profesional y la vida familiar se convierten en una prioridad para muchas personas, por lo que es importante mantener la fuerza y la salud cardiovascular para ralentizar el lógico declive físico.

Si tiene un trabajo sedentario, asegúrese de mantener una higiene postural adecuada y de no permanecer sentado durante largos períodos de tiempo. Esto puede conseguirlo, por ejemplo, subiendo las escaleras para ir al baño del piso superior o quedándose de pie al responder o realizar una llamada telefónica. Es aconsejable moverse cada media hora siempre que sea posible.

Entrene de manera inteligente. Pruebe a realizar entrenamientos de intervalos de alta intensidad, con series de actividad de gran intensidad (hasta el 80% de su frecuencia cardíaca máxima) combinadas con períodos de ejercicio de intensidad reducida. Deportes como las carreras de velocidad o el ciclismo son perfectos para personas que no disponen de mucho tiempo, ya que pueden practicarse en 20 minutos.

A las mujeres, en especial tras dar a luz, les favorece realizar entrenamientos que ejerciten el suelo pélvico (conocidos como ejercicios de Kegel) para prevenir la incontinencia.

Mantenga el interés diversificando su rutina de ejercicios. Pruebe el boot camp, el spinning o el yoga.

Diversifique su entrenamiento practicando boot camp.

Muchas personas ganan peso a partir de los 40 años. Los ejercicios que aumentan la resistencia son la mejor alternativa para optimizar la quema de calorías y contrarrestar la acumulación de grasa, revirtiendo la pérdida normal del 3 al 8% de masa muscular que se produce cada década. La práctica de diez semanas de entrenamiento centrado en la resistencia podría incrementar el peso magro en 1,4 kilos, aumentando la tasa metabólica en reposo (TMR) en un 7% y disminuyendo el peso graso en 1,8 kilos.

Imagen: Proyecto Cuidar

Pruebe los kettlebells o pesas rusas, o comience un entrenamiento de levantamiento de peso en el gimnasio.

Comience a correr (si no lo hace ya) y no tenga miedo de adentrarse en un programa de ejercicio de mayor intensidad. Es una obviedad, pero se obtienen más frutos corriendo que caminando.

Hacer Pilates puede resultar de suma utilidad para fortalecer la parte central del cuerpo y evitar los dolores de espalda, que suelen aparecer en esta década.

A partir de los 50

Los dolores y molestias se intensifican, a la vez que pueden manifestarse trastornos de carácter crónico, como la diabetes tipo 2 o enfermedades cardiovasculares. En las mujeres posmenopaúsicas, el riesgo de padecer dolencias cardíacas aumenta a medida que los estrógenos se reducen.

Practique actividades de fuerza dos veces a la semana para mantener su masa muscular.

Ejercicios en los que se soporta peso, como caminar, son muy recomendables. Camine a un ritmo elevado para que su frecuencia respiratoria aumente y rompa a sudar.

Pruebe algo diferente. El taichí es genial para el equilibrio y la relajación.

De los 60 a los 70

Es habitual que las personas acumulen dolencias crónicas a medida que envejecen. Acercarse a la tercera edad es un factor de riesgo importante para la aparición del cáncer. Mantener un nivel alto de actividad física puede ayudar a prevenir diferentes tumores, como el cáncer de mama tras la menopausia, el cáncer de colon o el cáncer de útero, a la vez que reduce el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, como afecciones cardíacas y la diabetes tipo 2.

La actividad física tiende a disminuir con la edad, por lo que debe procurar mantenerse activo y tratar de romper la tendencia.

Pruebe el baile de salón o cualquier otro tipo de baile; es una manera divertida y sociable de hacer ejercicio.

Entrene la fuerza y la flexibilidad dos veces a la semana. El aquaeróbic, actividad en la que el agua ofrece una gran resistencia, puede ser una buena opción para el desarrollo de la fuerza.

Continúe haciendo ejercicios cardiovasculares, como pueden ser los paseos a un ritmo ligero.

De los 70 en adelante

El ejercicio a partir de los 70 años ayuda a prevenir la fragilidad y las caídas, y es beneficioso para mantener las habilidades cognitivas. Es importante, también, intentar mantener la actividad en la medida de lo posible cuando se atraviesa una enfermedad. La fuerza y la salud pueden verse afectadas en muy poco tiempo al permanecer postrado en la cama o mantenerse inactivo, haciendo extremadamente complicado volver a la situación previa.

Camine y hable. En lugar de recibir las visitas de familia y amigos de manera pasiva, salgan a dar un paseo juntos. Le motivará y supondrá un beneficio para su salud más que el ejercicio en solitario.

Complemente su rutina de ejercicios con actividades cardiovasculares, de fuerza y de equilibrio, consultando siempre a un fisioterapeuta u otro profesional del deporte, especialmente si sufre alguna enfermedad crónica.

Lo principal es no parar de movernos a lo largo de nuestra vida. Nada constituye un mayor beneficio para la salud que el ejercicio continuo.

Fuente: Foro Económico Mundial

Día Mundial de la Diabetes: ¿Cuánto cuidamos lo que comemos?

El 14 de noviembre de cada año se conmemora el Día Mundial de Prevención de la Diabetes, una fecha decretada por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, con el objetivo de aumentar la concienciación global sobre esta enfermedad silenciosa.

En el mundo hay alrededor de 415 millones de personas con diabetes, según datos de la FID, debido al acelerado aumento del sobrepeso, la obesidad y la inactividad física y se estima que aumente a 640 millones en 2040. Además, se prevé que la diabetes será la séptima causa de muerte a escala global para el 2030.

Existen dos formas de diabetes: La de tipo 1, en la que el organismo no produce insulina, y la de tipo 2, en la que el organismo no utiliza eficazmente la insulina, también conocida como diabetes mellitus. La diabetes tipo 2 es la que genera mayor afectación en la población ecuatoriana.

Cerca de 2.000 personas fallecieron en Ecuador en 1997 a causa de la diabetes mellitus o tipo II. En 2017, la cifra de muertes ascendió a casi 5.000, un incremento del 158%, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

La diabetes es la segunda causa de muerte en el país después de las enfermedades isquémicas (infartos). La organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que un 7,8% de la población ecuatoriana padece esta enfermedad.

A nivel local, la situación se torna alarmante. Informes del Ministerio de Salud Pública (MSP) detallan que el 42% de residentes en Quito padecen obesidad y sobrepeso, debido a problemas de nutrición, convirtiéndolos en potenciales víctimas de padecer diabetes.

Por estas razones, los especialistas consideran que es importante enfatizar en la prevención de esta enfermedad y el cuidado adecuado de las personas con este padecimiento a través de la alimentación. María Teresa Onetto, nutricionista del Departamento de Nutrición, Diabetes y Metabolismo de la Pontificia Universidad Católica de Chile, menciona que “todas las personas deberíamos comer como las personas con diabetes, esto significa, tener horarios, comer en porciones, evitar grasas y azúcares”.

Prediabetes, la importancia de la prevención

Aunque la prediabetes no es considerada como una enfermedad por la OMS, los expertos en salud insisten en la detección temprana y prevención para combatir este mal. La descripción de la prediabetes aparece en el catálogo de Clasificación Internacional de Enfermedades como hiperglicemia (niveles altos de azúcar en la sangre).

Esta alteración predispone al desarrollo de diabetes. Sin embargo, con un tratamiento nutricional oportuno y ejercicio puede revertirse y curarse. Los factores de riesgo principales para desarrollar esta condición son: sobrepeso y obesidad, sedentarismo, dietas alta en calorías, carbohidratos, azúcares, grasas saturadas y trans y aumento de la grasa visceral e hígado graso.

En este sentido, la nutrición es uno de los pilares en el tratamiento de la prediabetes. La nutricionista mexicana Hania González Terrones brinda recomendaciones para tratarla.

Mantener un peso saludable: Se pueden prescribir dietas hipocalóricas o restrictivas que ayuden al paciente a perder el exceso de peso y grasa. Este tipo de programas nutricionales siempre deben ser complementadas con ejercicio.
Consumir carbohidratos de bajo índice y carga glucémica: Estos carbohidratos son ricos en fibra y tienen bajas cantidades de azúcares. Los azúcares añadidos, las harinas blancas y las harinas refinadas deben consumirse con moderación. Para seguir disfrutando de los sabores dulces, se puede sustituir el azúcar por edulcorantes no calóricos.

Preferir las ‘grasas buenas’: Las grasas que se recomiendan en pacientes con prediabetes son las grasas omega 9 (provenientes del aceite de oliva) y las grasas omega 3 (provenientes del pescado). También puede incluirse una cantidad moderada de grasas omega 6 (provenientes de aceites vegetales). Se deben evitar las grasas saturadas (de origen animal) y las grasas trans (alimentos fritos o empalizados).

Alimentarse con suficientes micronutrientes: Se debe garantizar la cantidad y variedad adecuada de vitaminas y minerales. En caso de que no se cubran los requerimientos necesarios con la dieta, se pueden agregar suplementos multivitamínicos y minerales.

Ingerir niveles adecuados de fibra: Es recomendable 14 gramos de fibra por cada 1.000 kcal en la dieta. Lo ideal es combinar fibras solubles con insolubles e incluir inulina, avena, frutas, verduras, linaza, entre otras.

Favorecer una adecuada hidratación: En promedio se deben consumir al menos entre 30 y 40 mililitros de líquidos por cada kilogramo de peso.

Comer de forma adecuada: Se sugiere realizar 5 comidas al día; 3 comidas principales y 2 ‘snacks’ o entre comidas. Sin embargo, también es importante señalar que todos los consejos nutricionales deben individualizarse en cada paciente y ser siempre supervisados por un experto en nutrición.

Edulcorantes en la diabetes

Los edulcorantes se encuentran regulados por diversos organismos de control como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). La ventaja de estos aditivos es su potencial endulzante que, según los expertos, supera al azúcar común. Sin embargo, para tener un mejor control glucémico es necesario combinar su uso con una dieta saludable y un estilo de vida activo.

La nutricionista chilena María Teresa Onetto sostiene que los edulcorantes “aportan sabor dulce a alimentos y preparaciones, sin tener calorías ni subir la glicemia . Son aditivos alimentos clave para el control de la diabetes, mantener óptimos niveles de glucosa en sangre, disminuir el peso corporal y evitar al máximo azúcar”.

Gracias a los endulzantes, de acuerdo con los especialistas médicos, las personas con diabetes pueden seguir con mayor facilidad los planes nutricionales y tratamientos. “Los endulzantes no calóricos nos permiten que la alimentación sea más fácil de seguir y menos restrictiva, ya que se puede seguir disfrutando de los sabores dulces, pero sin los efectos que tiene el azúcar”, recalca la nutricionista chilena.

Fumcoradt: “Las medidas económicas no deben tocar impuestos que benefician a la salud de los ecuatorianos”

La Fundación Médica Contra el Ruido, Ambientes Contaminantes, Drogas y Tabaquismo (Fumcoradt), expresa su preocupación por las decisiones económicas del gobierno, que proponen la reducción de impuestos a productos que generan afectaciones directas a la salud pública.

Francisco Plaza, coordinador de Fumcoradt, menciona que la decisión del gobierno de eliminar impuestos para reactivar la economía en el país es positiva, pero hay que diferenciar y no tocar tributos que son favorables para la salud pública y el bienestar de los ecuatorianos, entre ellos el Impuesto al Consumo Especial (ICE), que grava a productos como cigarrillos, licores y cervezas.

Luego de la crisis social que sacudió al Ecuador y la derogatoria del Decreto 883 que eliminaba el subsidio a los combustibles, la respuesta del ejecutivo fue la implementación de una serie de políticas enfocadas en la recuperación fiscal con carácter urgente.

Uno de los puntos que le preocupan al doctor Francisco Plaza es la reducción del ICE aplicado a la cerveza artesanal y el artículo 68 del Proyecto de Ley de Crecimiento Económico que pretende eximir a este sector del uso de timbres fiscales, causando un “grave retroceso” en las políticas sanitarias del país.

“Es necesario que reforcemos las políticas de control de estos productos. Que avancemos en aquellas áreas donde estamos rezagados. Las medidas económicas no deben tocar impuestos que benefician a la salud de los ecuatorianos, previniendo casos de adulteración, falsificación y falta de control sanitario”, señala Plaza.

El consumo nocivo de alcohol genera pérdidas sociales y económicas importantes en cada país. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año se producen 3 millones de muertes en el mundo debido al consumo nocivo de alcohol.

En el país, las afectaciones que provoca el consumo nocivo de alcohol y otras adicciones en la economía equivalen a 6,18 millones de dólares en términos de gastos en salud, de acuerdo con la Pro forma Presupuestaria del Gobierno de 2019[1]. Por esta razón, una de las principales recomendaciones de la OMS es “reducir la demanda mediante mecanismos tributarios y de fijación de precios”[2].

En Ecuador, se busca cumplir esta recomendación a través del proyecto SIMAR (Sistema de Identificación, Marcación, Autentificación y Rastreo), que es administrado por el Servicio de Rentas Internas (SRI) y tiene como objetivos la protección de la salud de los consumidores, la protección de los recursos fiscales, la competencia leal entre agentes económicos y la lucha efectiva contra prácticas ilícitas como adulteración y falsificación.

“Sin embargo, en las últimas semanas el discurso económico se ha enfocado en promulgar la eliminación de impuestos sin diferenciar aquellos que son favorables para la sociedad ecuatoriana”, enfatiza el galeno.

En 2013, la OMS publicó un estudio que situaba al Ecuador como el segundo país con la mayor tasa de consumo en América Latina (9,4 litros por habitante). Sin embargo, gracias a las políticas de control implementadas, este panorama cambió en los últimos cinco años y la tasa de consumo se redujo drásticamente (4,4 litros por habitante), de acuerdo con el Informe Mundial de Situación sobre Alcohol y Salud de 2018 de la OMS[3].

Pese a estos avances, el gobierno ha recalcado la necesidad de brindar beneficios a los productores de cerveza artesanal sin realizar evaluaciones ni presentar exámenes técnicos que justifiquen la reducción de impuestos, argumentando que esta industria genera empleos y tiene “grandes” tendencias de crecimiento.

Los principios de la OMS son claros, a mayor contenido alcohólico, mayor debería ser el impuesto. Pero esta norma no se cumple en Ecuador, porque la cerveza artesanal, que usualmente contiene mayor cantidad de grados de alcohol, es la que grava menor cantidad en impuestos ($ 1,50 por litro de alcohol puro), a diferencia de la cerveza industrial (mínimo $ 8,49 por litro de alcohol puro), según las recientes modificaciones al ICE dispuestas por el gobierno.

Adicionalmente, la Constitución consagra el principio de progresividad del sistema tributario. El ICE aplicado a la cerveza artesanal es totalmente regresivo dado que es un producto más caro que una cerveza industrial, está destinado al consumo de personas con más poder adquisitivo y tributa menos.

Para Francisco Plaza, esta situación es crítica, porque en lugar de disminuir los impuestos, éstos deberían aumentar. Él propone que exista un “control total” a este tipo de productos. “Con la justificación de que se está impulsando el emprendimiento, buscan eliminar este impuesto tan necesario. Por esta razón, Fumcoradt se suma a este llamado vital, para insistir en la vigilancia y control de los productos de consumo especial, como la cerveza el licor y los cigarrillos, que generan un alto costo al sistema de salud y pérdidas significativas en la economía”.

Desde su ejecución en 2017, el SIMAR ha permitido la marcación de más 2.400[4] millones unidades de cerveza industrial y artesanal, según detallan las cifras más actuales del SRI. La implementación del proyecto y de la aplicación móvil “SRI SIMAR” brinda a los consumidores la posibilidad de verificar los productos y proteger su salud contra adulteraciones y falsificaciones.

Por otra parte, el proyecto le ha permitido al Estado mejorar sus resultados en términos de aumento de la recaudación, logrando una tasa de más de 420% de recaudación del ICE aplicado a cerveza artesanal desde que inició el SIMAR y de formalización de los fabricantes. De esta forma, la cantidad de fabricantes de cerveza artesanal registrados en el catastro de contribuyentes aumentó en un 850% desde el inicio del SIMAR.

La supresión de estas políticas no solo produciría una reactivación de la informalidad en el sector cervecero artesanal. Para Francisco Plaza, el problema de fondo es que se establezca un precedente, para se elimine el control fiscal a otros sectores que también se encuentran controlados, bajo el argumento de reactivar la economía.

Este escenario, a decir del médico oncólogo, es muy probable, debido a que ha existido una fuerte presión de parte de la industria tabacalera para eliminar el uso de etiquetas fiscales en los cigarrillos. “Por eso nuestro llamado es a defender estas políticas y solicitar que se refuercen los controles en este tipo de productos. Hay que evitar que se anteponga el interés económico por encima de la salud del pueblo ecuatoriano”, concluye el especialista.

Asociación Internacional de Edulcorantes: “Los endulzantes no calóricos usados en las bebidas de dieta son seguros”

La Asociación Internacional de Endulzantes (ISA, por sus siglas en inglés) emitió en días pasados un comunicado en respuesta a un estudio publicado en la reciente edición de la revista JAMAL Internal Medicine de la Asociación Médica Estadounidense, en donde se menciona que el consumo de bebidas gaseosas estaría relacionado con un mayor riesgo de muerte.

El estudio observó a 450 mil europeos durante 16 años y llevo un registro de mortandad entre todo tipo de consumidores de gaseosa, tanto los que prefieren bebidas azucaradas como aquellos que gustan de consumir las versiones light o con sustitutos de azúcar. El principal resultado de este análisis determinó que las personas que consumen estos productos con edulcorantes no calóricos, tienen una probabilidad del 26% de morir de forma prematura.

Ante la insinuación de que beber gaseosa de dieta podría ser aún más mortífero que ingerir la versión clásica, la Asociación Internacional de Endulzantes aclaró que “el enfoque de este estudio es observacional”. Por esta razón, “se determinó que no se puede probar ninguna relación entre causa y efecto”, señala el comunicado.

“Si ponemos en contexto nuestros resultados con otros estudios publicados, quizá sería prudente reducir el consumo de todas las gaseosas y remplazarlas con alternativas más saludables, como el agua”, sostuvo Amy Mullee, especialista en University College Dublin y una de los cincuenta investigadores que trabajaron en el estudio, de acuerdo con una publicación de El New York Times en español.

La asociación ISA respondió ante estas declaraciones que “no hay evidencia de que el consumo de edulcorantes bajos en calorías aumentaría el riesgo de enfermedades cardiovasculares en humanos”. Justificaron su postura basándose en los datos de estudios[2] clínicos[3] de importantes organizaciones de la salud como Asociación Médica Británica o la Asociación Americano del Corazón, que muestran que “los edulcorantes bajos en calorías no afectan negativamente los factores de riesgo conocidos, como presión arterial, niveles de lípidos en sangre, glucemia o peso corporal”, detalla el pronunciamiento oficial.

La Asociación Internacional de Endulzantes concluyó que el mecanismo que se utilizó para este estudio presenta muchas limitaciones, puesto que incluye el uso de datos de referencia, donde la evaluación de la exposición (medida de la ingesta) se recopiló solo una vez (entre 1992 y 2000), y esto se ha asociado a eventos de hasta 20 años después.

“Además, el uso de los datos de ingesta recopilados varía según el país. De hecho, estas limitaciones pueden producir asociaciones inconsistentes y sesgadas entre las bebidas dietéticas y la mortalidad o los resultados cardiometabólicos”, enfatiza el comunicado.

En la actualidad, los edulcorantes se encuentran regulados por diversos organismos de control como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). La ventaja de estos aditivos es su potencial endulzante que, según los expertos, supera al azúcar común. Sin embargo, para tener un mejor control glucémico es necesario combinar su uso con una dieta saludable y un estilo de vida activo.

Un mechón de rosa por el cáncer de mama

Issue, a través de su línea Crazy Color, tinturación en crema semi permanente lanza la campaña ” Tíñete de color rosa” por el mes del cáncer, como símbolo de apoyo.

Esta campaña busca promover la conciencia sobre la detección temprana del cáncer de mama e invita al público a teñirse un mechón de cabello en tono rosa y ser parte activa de la causa, a través de redes sociales.

La actividad será durante todo el mes de octubre, en los principales autoservicios del país y contará con la ayuda de expertos para teñir el cabello.